SAN LORENZO 1 – BOCA JUNIORS 2: LA CASA NO ESTÁ EN ORDEN

Por: Maximiliano Pereira

Tras cuatro años, Boca pudo derrotar a San Lorenzo. Fue en el Nuevo Gasómetro, y por 2 a 1 con goles de Darío Benedetto y Walter Bou, mientras que Fernando Belluschi marcó el descuento para el local. De esta forma, el Xeneize quedó a cuatro puntos del líder Estudiantes, y el Cuervo cerró unos 10 días para el olvido.

Ninguno llegaba de la mejor manera a este enfrentamiento. Es que el Ciclón venía de haberse quedado sin Copa Argentina y Copa Sudamericana en la última semana, los cuales eran los objetivos principales del semestre. Los de la Ribera tampoco estaban a bien ya que tras no haber podido clasificar a la próxima Libertadores, el año que viene no tendrá competencia internacional.

En cuanto al partido, empezó a todo ritmo. A los 30 segundos, Fabricio Coloccini volvió a sufrir una lesión muscular y debió ser sustituido por Nicolás Zalazar, un pibe de 19 años. Ambos equipos sabían que era un encuentro para ganar, y para aprovechar la derrota de Estudiantes, para acercarse al líder del torneo. Y fue así como todo se hizo de ida y vuelta. Golpeaba el azulgrana, respondía la visita de inmediato. El local intentaba abrir la cancha y con los desbordes de Sebastián Blanco y la inteligencia de Belluschi buscaba llegar a la apertura del marcador. Las más claras estuvieron en los pies del propio volante ex River y Newell’s, y de Nicolás Blandi, pero ambos fallaron en la definición. Por su parte, los de La Boca iban, y cuando se juntaban Rodrigo Bentancur y Carlos Tévez parecía que iba a llegar el primero. Fue así como a los 21 Carlitos asistió a Benedetto, que con una definición exquisita, por arriba de Sebastián Torrico, puso el 1 a 0. Sin embargo, instantes después el Pipa también sufrió una lesión y le dejó su lugar a Bou. Pero lo que no se iba a imaginar es que en la primera pelota que tocó, iba a estirar la diferencia. Porque a los 26, tras un error en la defensa rival, Bou rebó la pelota en el área y definió de derecha para el 2 a 0.

A los dirigidos por Diego Aguirre le costó asimilar el duro golpe de la desventaja, y estuvieron 10 minutos deambulando por la cancha. Hasta que a los 39, Blanco se metió al área y sacó un remate que tenía destino de tocar la red, sin embargo Guillermo Sara sacó su mano izquierda y logró una atajada sensacional. Pero a los 47, cuando la primera mitad se moría, Belluschi definió con calidad abajo y a la izquierda de Sara para poner el descuento que levantó a todos los hinchas.

Para el complemento, la intensidad no bajó. Lo que sí cambio es que de a poco, los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto empezaron a defender más cerca de su arquero, y a apostar a los contraataques. Fue así como el Ciclón empezó a acercarse en busca de la igualdad. En el arranque Martín Cauteruccio tuvo la primera de la segunda mitad con un remate que rompió el travesaño. Sin embargo, a los 19 minutos, el Xeneize casi estira la diferencia con una contra comandada por Tévez, y que la definió Pablo Pérez, pero que no fue gol sólo porque Matías Caruzzo salvó la pelota en la línea. La más clara de todo el complemento para el local fue una contra que Cauteruccio demoró y definió ya con un Sara que le estaba encima y le tapó el disparo. Con el correr de los minutos, el Azul y Oro se dedicó a pedir, protestar, reclamar y hacer tiempo para que corra el tiempo, y aunque el Cuervo intentó llegar a la igualdad, esta no llegó y se terminó quedando con las manos vacías.

Lo cierto es que los tres puntos se fueron para La Boca, y son los de Barros Schelotto quienes le achicaron la diferencia a Estudiantes. Por su parte, San Lorenzo volvió a sufrir un duro golpe del cual le generó quedar afuera de dos competencias y no poder acortar la distancia con el líder del torneo.