ARSENAL 2 – RIVER 2: SE LO EMPATARON POR BO-BO

Foto: @MatuCVazquez

River lo ganaba cómodo en Sarandí por un gol de Sebastián Driussi y una exquisitez de Gonzalo Martinez. Sin embargo, Gonzalo Montiel vio la roja por una infantil infracción y condicionó el juego de los de Marcelo Gallardo. El Arse comenzó a empujar y logró la paridad por intermedio de Joaquín Boghossian y Jonathan Bottinelli. Ahora, el Millonario quedó a 7 puntos del líder Estudiantes.

En el Estadio Julio Humberto Grondona, el dueño de casa, Arsenal, recibía a River en el duelo que cerrara la acción dominguera en nuestro país. El equipo de Sergio Rondina llegaba a este cotejo sumergido en una crisis, ubicado en la última posición del campeonato y sin lograr triunfos. El Millonario venía de eliminar a Unión por la Copa Argentina y necesitaba de una victoria que le permita mantenerse expectante en la lucha de los de arriba.

Con arbitraje de Jorge Baliño comenzó el juego en el Viaducto. Durante los primeros momentos, Arsenal fue quien comenzó mejor parado, buscando el arco de Augusto Batalla constantemente a través de las subidas y desbordes de sus lateral. Pero con el pasar de los minutos, rápidamente, River fue acomodándose dentro del verde césped y equiparando las acciones de juego.

La primera situación clara de peligro llegó a los 26 minutos, favorable a la visita: Gonzalo Martinez entregó el esférico para Lucas Alario, quien colocó un centro preciso para Rodrigo Mora. El uruguayo remató de primera pero su tiro salió apenas ancho. 4 minutos después, el Millonario no perdonaría nuevamente y se pondría arriba en el marcador: Mora llegó hasta el fondo por la derecha, levantó la cabeza y lo vio en soledad a Sebastián Driussi, metiendo un gran centro. El N°11 de la Banda remató un testazo que dejó sin nada por hacer a Fernando Pellegrino y decretó el 1-0 para su equipo.

El gol de Driussi potenció el nivel de los dirigidos por Gallardo y desmotivo a los de Rondina. River era mucho más que Arsenal, manejaba los tiempos del partido y se acercaba al arco contrario buscando una mayor ventaja antes que finalice la primera mitad. A los 35, tras un error en la salida de Jonathan Bottinelli, Driussi remató al arco pero contuvo sin problemas Pellegrino. La última llegó a los 38 minutos con un centro de Mora que no pudo conectar ni Driussi ni Alario y en el rebote, el Pity Martinez remató encontrando un buen achique y cierre del portero local. El primer tiempo llegaba a su fin con ventaja por la mínima para la visita.

La segunda parte comenzó de la misma manera con la que habían finalizado los primeros 45: River dominaba y Arsenal no hacía pie. Y cuando el reloj marcaba 3 minutos, Martinez lograría ampliar con una sensacional definición:  el ex-Huracán controló en 3/4 de cancha, avanzó hasta la puerta del área, vio a Pellegrino adelantado y definió espectacularmente de vaselina para estampar el 2-0.

Sin embargo, la alegría del Millonario duraría muy poco ya que a los 5 minutos, Gonzalo Montiel debió irse a las duchas de manera prematura por doble amonestación. Tras la expulsión del joven, Gallardo se vio obligado a colocar a Leonardo Ponzio como central y retirar a Alario del campo para ocupar el espacio en la mitad de cancha. Para colmo, a los 16′, Milton Casco debió ser reemplazado por Camilo Mayada debido a un problema en su tobillo.

Los cambios obligados diezmaron al equipo del Muñeco y revivieron al dueño de casa. Más aún cuando a los 18 minutos, Joaquín Boghossian encontró una pelota que quedó bollando dentro del área y no perdonó, colocando a Arsenal a tiro del empate. En tan solo cuestión de minutos, River paso de dominador a dominado.

El equipo de Sergio Rondina continuaba volcado al ataque buscando el tan necesario gol del empate. Gol que conseguiría a los 23 minutos, luego de un córner ejecutado desde la derecha y un primer cabezazo para la aparición de Bottinelli quien, cumpliendo con la Ley del Ex, establecía la paridad en el marcador y hacía explotar a la gente en el Viaducto.

El 2-2 planchó el partido y el juego se tornó parejo, con muy pocas situaciones de peligro. La última oportunidad para el Millonario llegó por intermedio de Nicolas Domingo, con un remate de larga distancia después de un córner, que Pellegrino sacó sin mayores complicaciones. Finalmente, Arsenal y River repartieron puntos en el Julio Humberto Grondona.

River pasó de la alegría a la preocupación y luego al empate en tan sólo cuestión de minutos. La evitable expulsión de Montiel condicionó al equipo visitante y permitió que el local recupere la confianza que había perdido. Ahora, el Millonario quedó a 7 puntos de Estudiantes pero tendrá la posibilidad de achicar el margen ya que estará enfrentando al conjunto de Nelson Vivas el próximo sábado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *