ALTOS HORNOS ZAPLA 4 – SAN JORGE 1: LA VERDADERA TRITURADORA DEL NORTE

Por: Marcelo Patroncini

El Merengue de Nazareno Godoy es cosa seria en el Federal A. En la calurosa noche de Palpalá goleó al Expreso tucumano y trepó a lo más alto de la tabla de posiciones del grupo 5. La Trituradora del Norte se impuso por 4 a 1 en un partido que tenía dominado, se le complicó, y terminó cerrándolo a pura orquesta.

Sueña despierto Altos Hornos Zapla porque sabe que este invicto, en una zona donde hay rivales de peso como Gimnasia y Tiro de Salta o Juventud Antoniana, le puede dar el aire necesario para lo que resta de esta fase inicial. San Jorge no pudo repetir sus dos victorias al hilo y muchos menos el show de goles que le propinó al Santo salteño el pasado viernes.

La primera etapa fue trabada. Bajo el aliento incondicional de los «Borrachos del Mástil» el dueño de casa recién logró irse al descanso en ventaja cuando faltaban cinco minutos para el entretiempo. Una pelota parada fue puesta en órbita por el eterno Pablo Garnier para que Hernán Lillo de cabeza estampe el 1 a 0. Sin embargo el show de goles llegó en la complementaria donde los de Godoy sufrieron pero luego aplastaron al conjunto de Osvaldo Bernasconi.

El Emilio Fabrizzi se vio sacudido cuando a los 3 de la segunda mitad San Jore llegó al empate por intermedio de Jesús Vera. Desesperado por el 1 a 1, Altos Hornos Zapla apostó a jugársela en ofensiva para no ceder dos unidades frente a un rival que quería extender su racha. Y el rico plantel del dueño de casa le permitió quedarse con el holgado triunfo en el norte argentino.

En poco más de un cuarto de hora el Merengue liquidó la historia. Martín Abraham puso el 2 a 1 a los 22, luego estiró el ingresado Héctor Cuevas y, finalmente, cuando iban 38, Maximiliano Acosta puso cifras definitivas desde los doce pasos para batir por cuarta vez a Gonzalo Carniel.

San Jorge, que de ganar hubiese sido líder, quedó a seis puntos de un Altos Hornos Zapla que lo borró con un contundente 4 a 1. La Trituradora del Norte, en su mayor expresión, sueña despierta con la ilusión de un ascenso añorado hace tiempo en Jujuy.