TRISTÁN SUÁREZ 1 – PLATENSE 0: UN ANIMAL MEJOR QUE EL CALAMAR

Por: Marcelo Patroncini

El Lechero superó al Marrón por la mínima diferencia en Ezeiza en un partido tan atípico como las condiciones climáticas. La lluvia, el sol, la cancha rápida, y el intento por secarla cuanto antes hicieron también del partido una atractiva jornada en la cual los dirigidos por la dupla Daniel Bazán Vera – Vicente Stagliano, cantaron victoria y sufrieron más de la cuenta.

Tristán Suárez necesitaba sumar de a tres para no perderle pisada al líder, Atlanta. Platense, en contrapartida, también debía demostrar que los magros resultados anteriores fueron parte de un mal momento y que, con el rico plantel que conformaron, poodían levantar la cabeza. Lo cierto es que durante una hora neta de juego contaron con un hombre de más y, a pesar del infortunio, no pudieron vulnerar la valla de Nicolás Tauber.

Durante el primer cuarto de hora pasó de todo. A los 11 minutos el «Animal», Luis López, batió a Ezequiel Mastrolía y abrió la cuenta. Rápidamente el Calamar tuvo la chance de igualar porque Gastón Iglesias sancionó un penal a favor de la visita pero Francisvo Vazzoler estrelló su remate contra el horizontal. Más tarde, los de Juan Carlos Kopriva, también tuvieron otra chance con un remate de Fernado Lorefice que dio en el poste derecho de Tauber. Y la «fortuna» para el Marrón, entre comillas pues en verdad careció de ella, pareció continuar cuando el colegiado expulsó a Claudio Villalba.

Con un hombre de menos, Tristán Suárez siguió jugando de igual a igual creyendo que la mejor manera de cuidar el resultado era haciéndose fuerte y desestimando la diferncia numérica. Platense así perdió el rumbo hasta irse al descanso con el conocimiento que en los 45 minutos restantes tenía, por delante, una oportunidad clara para no irse con las manos vacías de Ezeiza.

En la segunda parte los de Bazán Vera – Stagliano retrocedieron sus líneas pero su oponente careció de ideas. Sobre el epílogo se podía ver al Lechero prácticamente dentro de su área mientras que el Calamar iba con ganas pero sin un libreto estudiado y así el tiempo se iba consumiendo para los hombres de Kopriva.

Platense no pudo levantar cabeza y sumó una nueva decepción para quedar relegado en la tabla de posiciones. Tristán Suárez ganó por 1 a 0, lo mínimo indispensable para quedar como escolta del Bohemio y demostrar que con Luis López, el conjunto de Ezeiza, tiene un «Animal» depredador en el área.