SAN MARTÍN (SJ) 0 – RACING 2: UN HUEVO FRITO

Foto: www.losandes.com.ar

Lo vinieron a buscar en el mercado de pases pero no se fue. Las ofertas incluso llegaban a las nueve cifras en moneda local pero su futuro estaba en la Academia. Y hasta el momento su continuidad fue el mejor refuerzo para la entidad de Avellaneda ya que es el goleador del equipo. Una vez más, Marcos Acuña, anotó en las redes rivales para marcar el rumbo en el debut de Ricardo Zielinski como entrenador y en la victoria del elencto bonarense por 2 a 0 sobre el Verdinegro sanjuanino.

San Martín de San Juan se presentaba frente a su público tras un gran empate conseguido en la primera fecha ante San Lorenzo de Almagro. El calor en el Hilario Sánchez era protagonista hasta que los jugadores pisaron la verde gramilla. A partir de ahí Racing apostó a su solidez para borrar del campo de disputa a su rival y conseguir una victoria que lo dejó en el segundo lugar de la tabla de posiciones.

A los 3 minutos, de una acción del Verdinegro, partió un contragolpe en la cual Francisco Cerro disparó al cuerpo de Luis Ardente tras quedar mano a mano. El ex guardameta de Tigre, en una notable reacción, salvó la caída de su valla. Sin embargo la Academia no iba a tardar en abrir la cuenta y justamente fue el ex Vélez Sarsfield quien asistió con astucia a Acuña. El otrora jugador de Ferrocarril Oeste se filtró entre los centrales y punteó el esférico con pierna izquierda para colocarla contra el poste más lejano del arquero. Así a los 12, la visita ya ganaba por la mínima diferencia en Cuyo.

Racing controlaba las acciones y no se desesperaba a pesar que la ventaja era pequeña. San Martín de San Juan tuvo dos oportunidades para lograr el empate. La primera fue pasada la media hora inicial cuando un remate buscapíé le dejó el gol servido a Emanuel Dening pero el delantero le pifió en la puerta del área chica. La otra fue en el arranque de la complementaria después de una serie de desaciertos defensivos de los de Zielinski que los supo aprovechar a medias Emanuel Martínez aunque su remate, pisando el rectángulo menor, se fue muy desviado.

El ingreso de Ezequiel Videla le quitó a la Academia un poco de peso ofensivo para armar prácticamente un mediocampo con cinco hombres que le cierren todos los caminos a los de Pablo Lavallén. Fue a partir de ese entonces cuando se empezó a cocinar el resultado porque los locales no encontraban como romper las líneas de su rival. Y cada tanto los de Avellaneda apostaban a un contragolpe hasta que a los 33 llegó un desborde del «Huevo» Acuña que envió el centro y, sin marca alguna, Gastón Díaz empujó hacia el fondo del arco.

San Martín de San Juan, que la fecha próxima deberá visitar a River en esta maratónica sesión de rivales de gran talla, se quedó con las manos vacías frente a su público. Racing nuevamente apeló a Acuña para sonreir. Contra Talleres de Córdoba fue empate gracias a ese «Huevo» pasado por agua. En Cuyo, por el calor, seguramente quede en la historia como la gran tarde ese «Huevo» frito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *