GENERAL LAMADRID 1 VS CLAYPOLE 0: SE ILUSIONA A TODA «ACOSTA»

En Devoto, Lamadrid derrotó por 1 a 0 Claypole, en lo que fue el debut de ambos equipos en esta temporada de la Primera D. El encuentro debió haberse jugado el sábado pasado, aunque por las intensas lluvias, se postergó. El único gol del encuentro fue convertido por Manuel Pérez Grassi, en el transcurso del primer tiempo. Sin lugar a dudas, el gran responsable del triunfo de los de Capital fue su arquero, Néstor Acosta, quien tuvo varias intervenciones importantes. Los dos equipos terminaron con 10 por las expulsiones de Esteban Coronel en la visita, y de Damián Arruabarrena en el local.

Bastante gente con las ilusiones renovadas se acercaron al Enrique Sexto para ver el primer encuentro del Carcelero, que no empezó bien la tarde ya que el árbitro Julián Beloso no lo autorizó a usar su camiseta, y tuvo que recurrir a una de sus inferiores para jugar frente a Claypole.

En cuanto al partido, Lama arrancó con todo. Con un esquema ofensivo (3-5-2), salió a la búsqueda del gol desde la primera pelota. De hecho, la primera la tuvo a los 2 minutos, con un remate de Emiliano Mosman, que se fue pegado al palo derecho defendido por Leandro Bonet. Pero a los 21, el local abrió el marcador con una mala salida del arquero Tambero, y quién lo aprovechó fue Pérez Grassi que eludió a Bonet y definió con todo el arco a su merced pata el 1 a 0. De ahí en más, el Carcelero supo mantener la diferencia, y cerró muy bien los espacios en el fondo para evitar que su arquero, Acosta tenga trabajo para hacer.

En el complemento, la visita salió decidida a empatarlo, y a los pocos segundos ya hizo que Acosta se revuelque por el piso para salvar su valla. Durante toda la segunda mitad, la visita fue superior, e intentó por todas las vías posibles igualar el marcador. Por arriba se topó con la férrea defensa de Lama, y con la seguridad de su guardametas; por abajo, siempre aparecía una pierna que interrumpía la trayectoria. Sin embargo contó con dos oportunidades claras. El primero fue un remate de Coronel, que parecía meterse abajo, pero Acosta voló y sacó el disparo al córner. El otro remate llegó cuando ambos equipos se quedaron con diez hombres (Coronel -CLA a los 44- y Arruabarrena -LAM a los 47- fueron los expulsados por doble amarilla). Fue a los 48, en un tiro libre de Hugo Pérez que tenía destino de ángulo, pero que otra vez apareció la mano salvadora de Acosta para salvar el resultado.

De esta manera, Lamadrid empezó ganando, y por nombre, es uno de los grandes candidatos a pelear por el ascenso a la Primera C. Pero no se olvida que tiene un bajo promedio, y primero deberá sumar puntos para no caer en la desafiliación. Y no ganó un partido cualquiera, ya que le ganó a Claypole, equipo que está último en los promedios, y aunque si bien faltan muchas fechas, deberá sumar varias unidades para no quedarse una temporada sin jugar.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*