COPA ARGENTINA | HURACÁN 2 – CENTRAL CÓRDOBA (R) 1: A»BOGADO» PENALISTA

Foto: Matías Carreño

A Huracán no le sobró nada en el 2 a 1 ante Central Córdoba de Rosario por los 32avos de final de la Copa Argentina en el Florencio Sola de Banfield pero le alcanzó con la diferencia de un penal convertido por Mauro Bogado en el segundo tiempo. El charrúa le jugó de igual a igual en varios pasajes del encuentro y hasta llegó al empate con un regalo defensivo del Globo. La jerarquía de algunos jugadores marcó la distancia entre ambos equipos y por eso el Quemero ya está en la siguiente fase.

Los primeros diez minutos el club de Parque Patricios salió decidido al césped y arrinconó a los rosarinos, que lentamente salieron del acecho con una intermitente tenencia de pelota. Los dirigidos por Eduardo Domínguez llegaron con peligro al arco de Romero pero la más clara fue gol. Romero Gamarra explotó su velocidad a los 23, hizo la personal y definió al primer palo para gritarlo en la tribuna visitante del Lencho Sola con sus hinchas. Todo era control para el elenco de Capital Federal pero todo se salió de eje por un error. Extrañamente, Mauro Bogado entregó mal un balón hacia atrás, se la regaló a Leandro Figueroa que quedó sólo y mano a mano ante Marcos Díaz. El delantero del Matador no dudó y remató con un fuerte y seco disparo a la red para el empate. Minutos después el conjunto de Primera C se perdió el segundo en los pies de Ferrari pero el 1 se lució mandándola al córner.

El juego cayó en su nivel general en el complemento. Bogado y Compagnucci mejoraron en la mitad de la cancha en la institución de Primera División pero no lastimaba en el arco rival. Las emociones aparecieron después de los 25 del segundo tiempo cuando Mariano González fue tomado por un rival en el área y Luis Alvarez cobró penal para el Quemero. Mauro Bogado resarció el fallo de los cuarenta y cinco iniciales y con un tiro fuerte y al medio decretó la ventaja parcial. El gol paró de contra a Huracán, que tuvo su chance con un remate lejano de Muller, y le cedió más protagonismo al equipo rosarino que igual pecó por sus limitaciones. La gran noticia fue el regreso de Diego Mendoza con llantos de alegría tras el accidente en Venezuela por la Copa Libertadores.

Mauro Bogado hizo todo en Huracán: le obsequió el empate a Figueroa del Charrúa y sentenció la historia con el tanto de penal. El Globo volvió a las andadas coperas y se sacó de encima al «molesto» Central Córdoba de Rosario. Con poco y un «Bogado Penalista» le sirvió a los hombres de Eduardo Domínguez para pasar a los 16avos de final de la Copa Argentina donde esperará por Belgrano o Brown de Adrogué.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*