FRANCIA 0 – PORTUGAL 1: ¡OBRIGADO COMPANHEIRO!

Foto Gentileza: Facebook Oficial UEFA EURO 2016

Portugal se consagró campeón de la Eurocopa por primera vez en su historia tras vencer a Francia por 1 a 0 con un tanto de Éder en tiempo extra.
Estaba todo dado para los locales pero apareció el equipo portugués. El lleno total en Saint Denis, la temprana lesión de Cristiano Ronaldo y el momento de Griezmann hacían parecer que, incluso en los 90 minutos, el dueño de casa se iba a alzar con su tercera corona europea a nivel selecciones. Sin embargo, la figura de Rui Patricio, la muralla que presentó Pepe en defensa y la aparición en ofensiva de Éder construyeron la victoria lusa y la decepción gala.
En el primer tiempo, Francia quiso llevarse puesto a su rival pero fue Portugal quien tuvo la primera ocasión de gol en un remate de Nani que se fue por encima del travesaño. Luego de eso, Griezmann tuvo su primera chance con un cabezazo que Rui Patricio desvió de manera formidable.
Minutos más tarde, Payet golpeó sin intención con su rodilla a Ronaldo, y éste tuvo que salir reemplazado por Quaresma pese a que trató volver al campo de juego en dos ocasiones y hasta con un vendaje en su rodilla izquierda.
Tras esa situación, el cotejo entró en una meseta y Francia no supo cómo entrar en la defensa lusa, salvo con alguna corrida de Sissoko que terminó en un disparo que se fue por arriba del rectángulo.
En la parte complementaria, las cosas siguieron de la misma manera. Francia no sabía cómo pasar la defensa portuguesa y su rival esperaba un error del fondo galo para llevarse el título.
En toda la segunda etapa, los locales tuvieron sólo tres chances de gol. La primera fue para Griezmann que cabeceó por encima del arco de Rui Patricio un centro desde la izquierda; la segunda fue un remate de Giroud que fue brillantemente tapado por el guardametas del Sporting Lisboa; y la tercera, la más clara, fue para Gignac, reemplazante del propio Giroud, quien dejó pagando a Pepe y definió al palo.
El tiempo suplementario tuvo un equipo luso más activo en ataque. Éder fue un problema sin solución para los franceses y, de a poco, la selección portuguesa fue creciendo.
Ya en los quince minutos finales, Raphael estrelló un tiro libre en el palo (la falta vino de una supuesta mano de Koscielny que, en realidad, fue de Éder) y todo hacía suponer que los penales se harían presente.
Sin embargo, a diez del final, Éder encaró a la defensa francesa y sacó un remate fortísimo que venció a Lloris y puso en ventaja a su equipo.
Tras el tanto, Francia fue con muy pocas ideas en la búsqueda del empate. Pese a ello, se encontró con Pepe y sus compañeros que despejaron todo y así, Portugal festejó su primer título a nivel selección en su continente.
El triunfo luso llegó pese a las adversidades que se plantearon casi al inicio, con la lesión de Ronaldo, y se sustentó en la oportuna aparición de Éder, una defensa férrea y en su arquero que fue la gran figura de los de Fernando Santos durante toda la competición. Así, Portugal hizo lo mismo que le hicieron hace 12 años, vencer por la mínima en la final al organizador y ganar la Eurocopa, tal y como lo hizo Grecia en su propia casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *