SELECCIÓN ARGENTINA: GONZALO HIGUAÍN, UN PROBLEMA CON INICIO MUNDIAL

Gentileza: La Nación

Gonzalo Higuaín logró 2 goles en el partido de semifinales ante Estados Unidos y llegó a los 31 en 62 partidos con la Selección. El promedio del «Pipa» refleja un 0.5 por partido, siendo el 6° más eficiente de la historia de la Albiceleste. Además, con sus 28 años, ubica el sexto escalón de la tabla de goleadores con la camiseta Argentina. Sin embargo, el N°9 es uno de los más resistidos por el público local. Vermouth Deportivo realiza un análisis de la trayectoria de Higuaín con la Selección Argentina.

La historia con la Albiceleste para el nacido en Finisterre, Francia, comenzó en el año 2009. El 10 de octubre de aquel año, la Selección de Diego Armando Maradona recibía en el Monumental a Perú, buscando una victoria que lo acerque al mundial de Sudáfrica. En su debut, Gonzalo Higuaín marcaría el primer tanto de la Argentina, a los 3 minutos de la etapa complementaria.

Tras el gol de película de Martín Palermo a Perú, y la victoria ante Uruguay, Argentina sellaba su pasaje a Sudáfrica 2010. En su debut mundialista, el hijo de Jorge Higuaín se ganó el puesto de N°9. En dicho torneo, Gonzalo lograría marcar 4 goles (3 ante Corea del Sur y uno ante México), pero la Selección caería goleada ante Alemania por 4-0 en los cuartos de final.

La dura derrota significó la salida de Maradona al frente del equipo, siendo reemplazado por Sergio Batista. El «Checho» continuó confiando en el jugador del, por entonces, Real Madrid, convocándolo para la Copa América 2011, a disputarse en nuestros suelos. Aquella copa no resultó como esperaba, tanto en lo colectivo como en lo personal para Higuaín, quien sólo logró 1 tanto, frente a Uruguay en cuartos de final.

Dejando atrás la Copa América, Argentina afrontó una nueva Eliminatoria buscando su boleto para Brasil 2014. En dicho camino, la Selección de Sabella y Gonzalo Higuaín gozarían de un buen andar. El equipo de «Pachorra» no sufrió grandes problemas y el «Pipa» consiguió anotar 9 tantos.

Llegaba el momento de la verdad y nada mejor que en suelos «enemigos». De la mano de un mágico Lionel Messi, Argentina sufrió más de la cuenta pero logró avanzar en la fase de grupos. Gonzalo Higuaín comenzaba a sufrir algunos cuestionamientos, sobre todo por su estado físico y figura. Pero el delantero acallaba los murmullos con un gol ante Bélgica, significando el pase a semifinales.

El primer «conflicto» en la vida de Higuaín en la Selección, ocurrió en la final ante Alemania: el «Pipa» desperdició dos claras oportunidades, sobre todo una que se encontraba en soledad en su camino al gol. Tras la trunca final, Higuaín y Palacios aparecieron en los radares de toda crítica.

Llegaba el momento de la revancha, y nada mejor que en una Copa América. Sin embargo, esta vez el N°9 corría con desventaja y perdía el puesto de titular ante Sergio Agüero. Durante la Copa de Chile, Higuaín logró 2 tantos, uno frente a Jamaica y otro ante Paraguay, en las semifinales. Pero nuevamente aparecería en el ojo de la tormenta, al fallar un penal por encima del travesaño en la final ante Chile, final que nuevamente perdió la Selección Argentina.

Los cuestionamientos al «Pipa» cada vez eran más fuertes. Muchos se animaban a jugar con un posible reemplazante del ex-River, pidiendo un recambio en la Selección y la incursión de nuevos delanteros. Otros, y aún más críticos, cuestionaban el físico y el «exceso de peso» del delantero del Nápoli. Lo cierto es que Gerardo Martino, DT de Argentina, continuaba dándole confianza a Higuaín y lo convocaba para la Copa América Centenario.

En esta Copa, Higuaín lleva marcados 4 goles: 2 ante Venezuela en cuartos de final, y 2 en el último partido, correspondiente a las semifinales ante Estados Unidos. Los números reflejan 31 goles en 62 partidos, teniendo un 0.5 promedio de gol por partido. Además, Higuaín se ubica como el 6° máximo artillero de la Selección, a 3 de Maradona. Ahora, a la espera de una nueva final que se disputará el día domingo, Gonzalo Higuaín tiene la gran revancha de acallar aquellas voces críticas y demostrar, una vez más, su vigencia como delantero-goleador y alzarse con el título de campeón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *