PORTUGAL 3 – HUNGRÍA 3: BIENVENUE CR7

Foto: (www.marca.com) Portugal y Hungría igualaron 3 a 3 y ambos clasificaron a los octavos de final.

Por la última fecha del Grupo F de la Eurocopa, Portugal y Hungría igualaron 3 a 3 en Lyon y así, ambos clasificaron a los octavos de final. Los goles del conjunto dirigido por Bernd Storck los anotaron Gera y Dzsudzsák en dos oportunidades mientras que para los de Fernando Santos marcaron Cristiano Ronaldo por duplicado y Nani.
Podía haber sido el día de la decepción portuguesa pero su estrella apareció y salvó a su selección. CR7 se vistió de héroe y condujo a su equipo a la siguiente ronda.
En la primera etapa, Portugal empezó adelantado en el campo, tratando de llevarse puesto a su rival. Sin embargo, fueron los húngaros los que tuvieron la primera chance del match en los pies de Szalai, quien capturó un centro de Dzsudzsak por la izquierda y remató por encima del travesaño.
Tras esa acción, el encuentro fue muy parejo, con ambos proponiendo en ataque aunque sin llegar a los arcos.
Hasta que, a los 19, Gera sacó un disparo fortísimo que venció a Rui Patricio y puso en ventaja a los húngaros.
Con el tanto a su favor, Hungría creció y pudo aumentar pero el arquero portugués se hizo fuerte y evitó la segunda caída de su valla.
Con el paso del tiempo, Cristiano comenzó a tomar la manija de su selección. Primero, a los 29, el jugador del Real Madrid remató desde afuera del área e hizo esforzar a Kiraly; y luego, a los 35, nuevamente intentó de media distancia pero, esta vez, el esférico se fue por encima del travesaño.
Hasta que, a los 43, Nani, que casi no había aparecido en el primer tiempo, sacó un tiro de media vuelta y puso el empate con el que se irían a los vestuarios.
La etapa complementaria fue tan o más intensa que la anterior. A los dos, Dzsudzsák anotó mediante un tiro libre que se desvió en el camino en André Gómes y terminó dejando a Rui Patricio tirado en el césped sin poder evitar que el balón entrara en su arco.
Casi sin poder reaccionar, Portugal casi recibe otro golpe puesto que Lovrencsics estuvo a punto de anotar el tercero de su selección.
Sin embargo, los de Fernando Santos tienen un as que todavía no había aparecido en el torneo y que, a los 5, despertó. Tras un centro de Joao Mario, Cristiano ensayó un taco digno de un cuadro y empató la historia.
Pese a la igualdad, y lejos de asustarse, los húngaros pasaron el mal trago del tanto de Ronaldo y, tras salvarse del tercero en una jugada que Nani no alcanzó a cabecear, a los 10, volvieron a estar en ventaja luego de que Dzsudzsák sacara un zurdazo desde la derecha que se desvió en Nani y venciera a Rui Patricio.
Parecía que el nuevo desnivel en el tanteador iba a ser fulminante para los portugueses pero no fue así ya que, nueve minutos después del tanto de Dzsudzsák, Cristiano volvió a aparecer. Tras un centro del recientemente ingresado Quaresma, CR7 cabeceó y marcó el 3 a 3.
Los minutos siguientes fueron de alto voltaje, como casi todo el match. Szalai estrelló una pelota en el poste pero, a partir de ahí, Portugal comenzó a ser el dominador de la pelota. Cristiano, en dos ocasiones, y Quaresma pudieron haber anotado el gol del triunfo pero en sendas oportunidades le erraron al arco.
En el final, ambos parecieron conformarse con el empate que los clasifica a los octavos. Los húngaros terminaron en la primera colocación con cinco unidades mientras que los portugueses finalizaron en la tercera colocación, aunque también pasaron de fase por diferencia de gol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *