ISLANDIA 2 – AUSTRIA 1: LOS DEJÓ HELADOS

Islandia clasificó a octavos donde deberá medirse ante Inglaterra (Foto: www.theguardian.com)

Invicto y en octavos de final. De esta manera clasificó el nórdico elenco que conduce la dupla Lars Lagerbäck y Heimir Hallgrimsson a la siguiente ronda de la Eurocopa tras derrotar en tiempo de descuento y por 2 a 1 a los de Marcel Koller que quedaron eliminados de la competencia.

Islandia sorprendió con el empate ante Portugal en el debut y luego con la igualdad frente a un Hungría que acabó primero en su zona. Sin embargo para ubicarse entre los mejores 16 del viejo continente debía al menos empatar para quedar con chances matemáticas de asegurarse un lugar entre ellos. Claro que el triunfo les confirmaba dicha plaza y por eso mismo fueron en busca de los tres puntos desde el inicio de la jornada en Saint-Denis y ante un débil Austria al que sólo le servía un triunfo.

Iban 18 minutos del primer tiempo cuando Kári Árnason peinó de cabeza en el área grande y Jón Dadi Bodvarsson se encontró con el esférico en una posición inmejorable para vencer a Robert Almer. Ganaba así el equipo nórdico, condenaba a su oponente y complicaba a Portugal que caía en Lyon frente a los húngaros. Previo a la conquista los de Lagerbäck – Hallgrimsson ya habían avisado con un tiro de Johann Gudmundsson que dio en el travesaño. Todo indicaba que sería un trámite; sin embargo aún restaba mucho por jugarse.

Inesperadamente para Austria el reloj corría y no encontraba el empate. Ni siquiera Aleksandar Dragovic podía empardar el asunto cuando estrelló un penal contra el palo derecho de Hannes Halldórsson. No obstante, tras el descanso, los de Koller adelantaron sus líneas y en una jugada maradoniana consiguieron emparejar el marcador cuando, el ingresado en el entretiempo, Alessandro Schöpf se internó en el rectángulo mayor con pelota dominada y batió al arquero.

Igualados en uno los austríacos apostaron al necesario triunfo para meterse en octavos de final. Jugados por completo en ofensiva terminaron pagando muy caro el planteo porque a los 49 Birkir Bjarnason reventó una pelota en su campo, Elmar Bjarnason corrió durante cuarenta metros sin marcas y descargó hacia la solitaria entrada de Arnor Ingvi Traustason que empujó no sólo el esférico al fondo del arco sino a su equipo a octavos de final.

Islandia, otra vez sufrió pero confirmó nuevamente que el fútbol es la dinámica de lo impensado. Así derrotaron por 2 a 1 a Austria y se metieron en la siguiente ronda donde deberán medirse ante Inglaterra en Niza. ¿Dejarán helados también a los inventores del fútbol?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *