COPA AMÉRICA | ARGENTINA 4 – VENEZUELA 1: BATIMESSI

FOTO: CONMEBOL

Argentina despachó a Venezuela por 4 a 1 por los cuartos de final de la Copa América Centenario en la ciudad de Boston y jugará ante Estados Unidos en semifinales. Lionel Messi volvió a brillar y se calzó la capa de superhéroe para inventar la asistencia del primer gol de Higuaín (metió dos) y convertir el tercero para igualar a Gabriel Batistuta en la tabla de goleadores históricos del seleccionado nacional con 54 tantos. No todo fue color de rosa en la abultada victoria: se falló demasiado en defensa y en los últimos minutos del primer tiempo dominó la Vinotinto y generó varias chances que Chiquito Romero desvió incluído un penal en contra.

Nada debe opacar un comienzo eléctrico de la Selección. Metidos, concentrados y con un Messi como conductor. La Pulga sacó su «superpoder» de asistencias y le cedió un pase milimétrico desde treinta metros a un apagado -hasta esta altura del torneo- Gonzalo Higuaín, que leyó bien la jugada y cruzó un remate a la red. El dominio de los minutos siguientes a la apertura fueron para los dirigidos por el Tata Martino y recién casi a la media hora aumentaría. Una presión alta de la Albiceleste provocó un pase atrás de la defensa venezolana en forma de regalo hacia Gonzalo Higuaín que aprovechó su jornada para amagar al arquero y definir sin resistencia. El último cuarto de hora fue para el olvido. Los hombres de Rafael Dudamel se adelantaron en el campo y llegaron con peligro en varias pelotas paradas con la figura de Salomón Rondón. Hasta estuvieron cerca de descontar con un penal que nuestro arquero le hizo a Martínez. Pero nada cambiaría la fórmula: Chiquito Romero se convirtió nuevamente en héroe y leyó la intención de picar la bola de Seijas desde los doce pasos para mantener el 2 a 0.

Ese final desagradable para los nuestros desapareció en el complemento. El protagonismo regresó al césped de Boston y la historia golpeó la puerta a los 14 minutos: gran jugada de Nicolás Gaitán con asistencia a Messi, que se las ingenió para pasar el balón por entre las piernas del portero para alcanzar los 54 goles con la celeste y blanca e empatar la marca de Gabriel Batistuta. Sorpresivamente Venezuela llegó al descuento con un gran testazo de Salomon Rondón que no duraría demasiado porque un minuto después Erik Lamela recibió una habilitación de Messi y encontró el cuarto y definitivo gol con ayudita del arquero. Partido liquidado.

Ya estamos en semifinales en donde nos espera Estados Unidos este martes a las 22 horas en Houston. Lionel Messi está inspirado como si tuviese la capa y los superpoderes a la orden del día para sacarnos esa espina de la obtención de un título. Dos asistencias y un gol que significan demasiado para la Pulga: compartir con Batistuta el primer lugar en los goleadores de toda la historia argentina. Seguramente lo pasará y ojalá sea con un estrella.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *