RUSIA 1 – ESLOVAQUIA 2: WEISS MARCA EL CAMINO

Eslovaquia se recuperó de la derrota ante Gales y sueña con pasar de fase (Foto: www.telegraph.co.uk)

La derrota inicial ante Gales obligaba al conjunto de Jan Kozák a derrotar a los Osos Tricolores para seguir con vida en el grupo B de la Eurocopa 2016. Y en la tarde de Lille consiguieron un importante triunfo por 2 a 1 que los vuelve a encaminar en el sueño de la clasificación a la siguiente fase.

Rusia tuvo la primera situación clara del partido cuando el grandote Artem Dzyuba, ganó con el cuerpo una pelota en tres cuartos de campo contrario, descargó para Fedor Smolov y el ex Dynamo de Moscú sacó un lindo remate que se fue pegado al palo derecho de Matus Kozacik. Sin embargo, pasada la primera media hora de juego, Eslovaquia logró sacudir el marcador y la paciencia del rival cuando en menos de quince minutos puso el partido 2 a 0.

A los 32 Vladimir Weiss acomodó el rumbo eslovaco cuando recibió un pase de 40 metros, enganchó y vio pasar de largo a Igor Smolnikov y al verdugo de los ingleses, Vasili Berezutski. Con un panorama inigualable el volante ofensivo que juega en el fútbol de Qatar buscó el palo más lejano de Igor Akinfeev y abrió la cuenta. Sin embargo, cuando se acercaba el momento de irse a las duchas, Marek Hamsik estiró la diferencia con un verdadero golazo producto de un remate que se estrelló en sendos postes antes de ingresar al arco.

La desventaja obligó a Leonid Slutski a meter dos cambios en el entretiempo y así ingresaron Pavel Mamaev y Denis Glushakov quien, junto a Smolov, se convertirían en las piezas más desequilibrantes de Rusia en la complementaria. Sin embargo tardó en acomodarse y Eslovaquia pudo convertir el tercero cuando Juraj Kucka tomó la lanza y corrió como Usain Bolt hacia el área rival, descargó para Róbert Mak y Akinfeev terminó salvando con los puños.

Le costó elaborar peligro a los Osos Tricolores y recién llegaron al descuento a diez minutos del final cuando un gran centro hacia el medio de Oleg Shatov fue conectado de cabeza por Gulashkov para mandarla al fondo del arco.

Rusia no tuvo tiempo para conseguir otro heróico empate que hubiese dejado prácticamente sin nada a su rival de turno. Eslovaquia, en menos de un cuarto de hora, consiguió un importantísimo triunfo por 2 a 1 gracias al golazo de Hamsik y a Weiss que marcó el camino hacia la victoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *