gtag('config', 'UA-63643000-1');

EXCURSIONISTAS: «A DEFE SE LE GANA SIEMPRE»

El fenómeno Guillermo Szeszurak se hace cada vez más grande. No a fuerza de humo, tampoco como un técnico polémico ni por ser amigo de nadie. Ex jugador de Excursionistas, pasó por Laferrere, y se convirtió en un entrenador aguerrido y emprendedor.

Su historia como entrenador empieza en Argentino de Quilmes, equipo grande por historia que militaba en una Primera D de la cual quería olvidarse pronto. “Argentino tenía la responsabilidad de salir de la D, la promoción con Luján la perdimos de casualidad” cuenta el entrenador sabiendo que con una gran campaña, se les escurrió el cambio de categoría por una promoción en donde ganó como local 1-0 y perdió de visitante por 3-1. “Después el otro torneo fue extraordinario en cuanto a lo futbolístico y la cantidad de puntos que sacamos”, aclara sobre el siguiente campeonato con el cual logró subir a la Primera C con el Mate.

“A Riestra lo agarramos con un plantel bien parado, lo conocíamos de enfrentarlo el torneo anterior, el aporte de la empresa que esta atrás fue muy importante. Fue una locura ascender dos veces en un año, es un equipo distinto, tiene cosas diferentes, es profesional 100 por ciento” aclara sobre su segunda experiencia, la cual también lo tuvo ganador en dos ocasiones consecutivas. Primero de la Primera D a la Primera C en abril del 2014 a falta de tres fechas para que finalice el torneo, cuando le ganó a Sportivo Barracas por 3-2 y luego, de la C a la B Metropolitana tras ganarle la final del reducido a Dock Sud con un global de 4 a 1. “Yo me tuve que ir porque soy un tipo con mucha personalidad y quería tomar mis propias decisiones, por eso estuve después dos meses sin trabajo”, sentencia el Búfalo tras su paso por el conjunto del Bajo Flores.

Pero no podía no volver al equipo de sus amores, al de sus inicios, al que lo vio crecer como jugador y sobre esto dijo: “Cuando llegué a Excursionistas era un momento dificilísimo, quedó acéfalo en lo dirigencial, estaba complicado con los promedios y ahora los que asumieron son titanes, Saiev, Fígoli, Antelo, y el resto, todos hemos logrado algo increíble. Sacamos jugadores del plantel de hace años que no nos gustaban y trajimos soldados”. Estos “soldados” son los mismos que desde hace tiempo lo siguen y otros que fue conociendo en el camino. “Da Luz, Caputo, Leguiza, Vivanco, vienen de mi primer ascenso con Argentino de Quilmes, son chicos extraordinarios, soldaditos que sabemos que responden cuando los necesitas, después trajimos a González King y ‘Cachete’ Ruiz de Riestra, todas grandes personas”.

La manera de trabajar y los objetivos de Szeszurak claramente no son cotidianos. Un entrenador con tres equipos en su historia y cuatro ascensos, no se suelen encontrar fácilmente. “No juego con el mismo equipo casi nunca, saben que a cualquiera le puede tocar y tengo a los 30 preparados para que cuando sea su momento, respondan de la mejor manera”, aclara y agrega: “Siempre que armo algo, es para salir campeón. Si no voy por todo, no voy”.

Pero la pregunta que todo hincha Villero se hace hoy es, ¿Qué será del Búfalo ahora que su equipo tocó el cielo y llegó a la B Metropolitana? Su respuesta sensata y sin apurarse es: “No sé si voy a seguir, lo voy a pensar, uno tiene que ser inteligente, también tengo familia y tengo que estar atento a todos” y cerró diciendo: “Mis eternas gracias a la gente, devolvimos a Excursionistas al lugar donde tenía que estar” y chicaneó: “del partido con Defensores espero los 3 puntos, a Defe se le gana siempre”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *