SAN LORENZO 0 – LANÚS 4: EL GRAN»A» CAMPEÓN

El Granate obtuvo el título de Primera División tras golear por 4 a 0 al Ciclón en el Monumental aunque realmente el campeonato lo había ganado desde el arranque de la temporada. La impronta de juego, los destellos individuales y colectivos, y el libreto de Jorge Almirón que superó al resto de los planteos fueron la base para que el club de Guidi y Arias levante por segunda vez en la historia el máximo lauro a nivel local en la República Argentina.

Lanús fue ampliamente superior a su rival y a todos los oponentes que tuvo que enfrentar en las 16 jornadas que disputó. Sólo Racing pudo vencer a todos los titulares y luego Huracán a los suplentes. Pero en la gran final San Lorenzo no tuvo nada que hacer contra el elenco del sur del Gran Buenos Aires.

Al minuto de juego una gran trepada de Miguel Almirón por la banda izquierda fue una muestra de la clase de fútbol que iba a dictar el Granate. En dicha situación Sebastián Torrico salvó en el piso un remate de Lautaro Acosta. Sin embargo el andar del campeón no iba a cesar hasta que a los 18 minutos Junior Benítez de cabeza pusiera el 1 a 0 para comenzar a hilvanar un triunfo inolvidable.

Lejos de reaccionar, San Lorenzo siguió sufriendo los embates del conjunto de Almirón que volvieron a llegar con peligro al área rival pero el disparo de Benítez salió muy cerca del poste derecho. Después la contienda se equilibró pero solamente por un rato ya que en la complementaria Lanús volvió a ser una aplanadora. El Cuervo, por su parte, tuvo una oportunidad sola en la etapa inicial cuando Fernando Monetti tuvo que desviar un remate de Ezequiel Cerutti.

En el segundo tiempo el equipo de Pablo Guede pudo igualar con un tiro libre de Pablo Barrientos pero claramente el dueño de la tardenoche era el Grante que a los 13 minutos consiguió el segundo gol por intermedio de Almirón que levantó la vista, y desde afuera del rectángulo mayor, acomodó la bola contra el palo derecho de Torrico. Lo que vino después fue un monólogo del campeón que lo liquidó a lo campeón.

El baile ya era excesivo. Antes de la media hora José Sand empujó el esférico hacia el fondo de la red para el 3 a 0 y a los 43 el «Laucha» Acosta cerró la fiesta con todo el rival volcado al ataque en busca de un utópico descuento. Y con el 4 a 0 definitivo el delirio fue total tanto en el Monumental como en La Fortaleza.

Lanús ganó su segundo título de Primera División. El mismo club que tuvo, allá por 1964, a los famosos albañiles en la actualidad ya se recibieron de ingenieros que diseñaron un fútbol inigualable que quedará en la historia del deporte argentino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *