RACING 2 – GIMNASIA Y TIRO 0: SAND MARCOS

La Academia venció al Albo y se metió en 16avos (Foto Copa Argentina - www.copaargentina.org )

La Academia no podía vulnerar el arco de Darío Sand en Formosa y así el Albo estiraba la definición de 32avos de final de la Copa Argentina a los penales. Sin embargo, a los 39 minutos de la complementaria, Marcos Acuña clavó un verdadero golazo para convertirse en la salvación del conjunto de Facundo Sava que finalmente terminó derrotando al conjunto salteño por 2 a 0.

Diego Milito ya tuvo su despedida el pasado sábado ante Temperley pero no pudo retirarse ante Gimnasia y Tiro, como tenía previsto por un cuadro febril. Quien sí pudo tener su última actuación en Racing fue Sebastián Saja. Y el «Chino» fue vital en el primer tiempo cuando le ahogó el grito a dos interesantes remates que tuvo el conjunto que dirige José María Bianco. Por el contrario, en la escuadra de Avellaneda, sobraron las intenciones pero quedaron en la nada.

En la etapa inicial el Albo tuvo un par de llegadas claras contra el arco blanquiceleste. Tras una gran finta personal de Pablo Motta, la pelota le quedó a Daniel Ramasco que castigó desde 25 metros y obligó al vuelo de Saja para desviar el bombazo al tiro de esquina. Más tarde, Daniel Carrasco probó suerte y nuevamente el ex guardameta de San Lorenzo de Almagro tuvo que reaccionar para desconectar otro zapatazo. El club de Primera División tenía la pelota pero no lastimaba bajo ningún concepto.

Fue en la complementaria donde Racing tomó todo el protagonismo y Sava apostó más al ataque con los cambios que fue metiendo a lo largo de la segunda mitad. Pero la figura de Sand crecía a cada rato y le negaba la alegría a los de Avellaneda que veían como se consumían los minutos y la tanda de penales parecía el único remedio para meterse en la siguiente fase. Hasta que a los 39, Acuña tomó la lanza y encaró hacia el área rival. El ex Ferrocarril Oeste levantó la cabeza, vio el hueco, y con un impactante remate colocó la pelota contra el poste derecho para estampar el 1 a 0 en el norte argentino. A falta de tan poco, Gimnasia y Tiro salió decidido a recuperar la parda que tanto esfuerzo le había conseguido sostener.

Con todo el conjunto de Bianco volcado al ataque surgieron más espacios para los de Sava. Así, en tiempo de descuento, Rodrigo de Paul agarró el esférico en la mitad del campo de juego, corrió más de 30 metros con la pelota dominada y asistió a Lisandro López que, cara a cara con Sand, picó la bola y la mandó al fondo de la red para sentenciar el marcador en Formosa.

Racing se encontró al final con un triunfo por 2 a 0 que lo depositó en los 16avos de final de la Copa Argentina. El rival será Olimpo de Bahía Blanca o Gimnasia y Esgrima de Jujuy. Por lo pronto, otro Gimnasia, ya fue víctima de la experiencia de una Academia que a contrarreloj dejó a los salteños con las manos vacías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *