PLATENSE: SE DESPIDIÓ TEMPRANO DE LA PELEA

Una vez más el Calamar quedó afuera de la pelea por el ascenso al Nacional B. Otra frustración deportiva se sumó al hincha Marrón que se enfureció por la estrepitosa caída del domingo frente a UAI Urquiza pero, en verdad, había quedado sin oportunidades de inmiscuírse en la conversación de arriba desde el comienzo del campeonato.

Platense sumó tan sólo dos puntos de nueve y no convirtió goles en las primeras tres fechas de campeonato. Así cosechó dos empates ante los recientemente ascendidos Talleres de Remedios de Escalada y San Telm, ambos en el Ciudad de Vicente López. La mano no siguió de la mejor manera para la escuadra que conducía Jorge Brandoni porque en su primera salida cayó por la mínima diferencia frente a Flandria en Jáuregui.

El respaldo que podía tener un entrenador como «Palito» que venía realizando un gran trabajo en la Reserva le sirvió para aguantar en el cargo hasta la décima fecha después de sumar por única vez en la temporada, dos caídas al hilo. Ni las cinco fechas invicto, ni el gran triunfo por 3 a 1 sobre Deportivo Morón sirvieron para apagciguar los ánimos del mundo Calamar. Y su reemplazante fue un hombre muy querido en el club no sólo por su labor como jugador sino también por su experiencia como entrenador: Javier Baena.

Con el «Bocha», Platense no había perdido hasta que el domingo lo agarró UAI Urquiza y lo arruinó por completo. En un total de seis partidos, y cuando los que peleaban arriba empezaban a caerse, el Marrón logró 9 puntos de 18 para quedar fuera de la pelea aunque matemáticamente tuviese vida hasta que Colegiales cumpla su juego frente al Gallo.

El Calamar pagó caro no haber hilvanado buenas rachas en este corto torneo. El Tricolor de Munro, por ejemplo, estuvo 13 fechas invicto. Flandria, por su parte, armó dos tandas tres victorias al hilo. Fénix fue quien armó la seguidilla más interesante con cinco triunfos en fila. Y Atlanta en la recta final logró 20 unidades de las 24 en disputa para luego ceder un poco de terreno tropezando contra Tristán Suárez en Ezeiza.

Platense no quedó realmente tan lejos de los punteros pero su irregular temporada le costó carísimo. Sin embargo no quedó afuera por perder contra UAI Urquiza. Ese arranque en falso, posiblemente, haya sido la piedra que más dura que tuvo en este camino para no poder conseguir el ascenso al Nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *