CLAYPOLE 2 – DEPORTIVO PARAGUAYO 0:PRIMERA ALEGRÍA PARA EL TAMBERO

Claypole, venció como local a Deportivo Paraguayo por 2 a 0, y de esta manera, obtuvo el primer triunfo en las 11 fechas que lleva el campeonato. Sebastián Szerdi y Joan Guerra, ambos en la segunda parte, convirtieron los goles para el Tambero.

En el primer tiempo, el conjunto Guaraní arrancó mejor, y marcaba presencia en el área rival. Además, la defensa local no estaba teniendo una buena tarde, y cometía muchos errores. A los 6 minutos, una pelota que no pudo despejar la defensa del Tambero, y que Matías Coselli cabeceó, pero que salvó Sergio Meli, con una salida rápida. Paraguayo era mucho más, pero no podía plasmar esa diferencia en el marcador. A los 18, Franco Ruíz quedó mano a mano contra el arquero, pero definió mordido y la pelota pegó en el palo, y salió. A los 36, una nueva llegada del conjunto visitante: Nahuel León pateó desde el borde del área, Meli la desvió con una mano, y la pelota no entró al fondo de la red gracias a que el travesaño salvó al conjunto de la zona sur.

En el complemento, el Depor no pudo repetir lo hecho en la primera mitad. Por su parte, Claypole comenzó a crecer con el ingreso de Szerdi. A los 19, un remate desde lejos de Lucas Ramos, que terminó en las manos de Bruno Iuspa, fue la primera aproximación del local. Pero a los 20, tras un tiro libre de mitad de cancha, Szerdi la peinó y venció al arquero rival para poner el 1-0. Paraguayo sintió el golpe, y parecía perdido en el juego, a pesar de que su técnico, Pablo Olguín, movió el banco en busca de una reacción. Pero a los 33, en una contra letal, Guerra picó la pelota ante la salida de Iuspa, y puso el 2 a 0 final, para desatar la alegría ante la gran cantidad de gente que se acercó al estadio Rodolfo Capocasa.

De esta manera, el Tambero sumó su primera alegría en lo que va del campeonato. ¿Merecido? Quizás por lo hecho en la segunda mitad, sí. Pero es cierto que Paraguayo hizo unos primeros 45 minutos muy buenos, y no mereció irse con las manos vacías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *