DEFENSORES DE BELGRANO 2 – DEPORTIVO MORÓN 1: «BUONO» TARDE PARA EL DRAGÓN

En el Bajo Nuñez, Defensores de Belgrano se hizo fuerte, y derrotó por 2 a 1 a uno de los equipos con el que en los últimos años creció la reivalidad: Deportivo Morón. Andrés Soriano había puesto en ventaja al local, pero Junior Mendieta lo había empatado. Y cuando parecía que se dividían los puntos, llegó una gran definición de Lucas Buono para darle el triunfo al rojinegro.

Con el pitazo inicial, fue el local quien se hizo dueño de la pelota, y a los 3 minutos se adelantó en el marcador. Tiro libre de Fernando Enrique, la defensa del Gallo tiró mal el offside, y Soriano quedó solo para rematar a Álvarez, de cabeza, y poner el 1-0 pese a la protesta de todo el conjunto visitante. Después de esto, los dirigidos por Walter Otta se acomodaron en la cancha y comenzaron a generar peligro. Primero fue el Rengo Díaz, quien ejecutó un gran tiro libre, pero Albano Anconetani voló magníficamente y evitó el gol. Más tarde, Mendieta fue quien probó al arquero local, con una media vuelta que quedó en las manos del 1. A los 29, esa reacción de Morón tuvo su recompensa. Mendieta recibió en la puerta del área, se filtró entre los centrales del Dragón, y venció a Anconetani, que a pesar de haber tocado la pelota, no pudo evitar el 1-1.

Pero en ese último cuarto de hora de la primera mitad, fue fatal para los del Oeste. Su rival volvió a crecer, y no se puso arriba en el resultado por mala apuntería o por las intervenciones de Milton Álvarez. Pero eso no fue todo: a los 38, Matías Pardo fue muy mal desde atrás sobre Christian González, y el árbitro José Carreras no dudó y lo expulsó. Pero las malas noticias no terminaron ahí para el Gallo, porque minutos más tarde, el Rengo Díaz tuvo que ser sustituido debido a una molestia muscular.

Para el complemento, Rodolfo Della Pica mandó a la cancha a Baima y Buono para tener mayor peso en ataque y aprovechar ese hombre demás. Pero el inicio del segundo tiempo era feo, trabado, cortado y para colmo con una molesta lluvia. Pero a los 20 minutos la lluvia paró, y el juego pareció haber mejorado,(o por lo menos Defensores). Ezequiel Aguirre, Baima y Enrique se juntaban en el medio campo y al no poder entrar al área, probaban con remates de media distancia, que se iban desviados o exigían buenas intervenciones de Álvarez, pero el gol seguía sin aparecer. Antes de los 45 minutos, Buono convirtió un gran gol de palomita que fue anulado por el linea por un claro offside. Sin embargo, el delantero fue por más, y a los 47 tuvo su recompensa. Recibió afuera del área, superó a Gásperi y la pinchó por arriba de Álvarez para anotar el 2-1 agónico, y darle el merecido triunfo al Dragón.

De esta manera, Deportivo Morón perdió más que un partido. Dejó la chance de acercarse a los de arriba, y para colmo perdió a uno de sus referentes adentro de la cancha, el Rengo Díaz. Por su parte, Defensores sigue con su irregularidad, y jugó un gran partido, que terminó coronando con el gol agónico de ese delantero sacrificado como Lucas Buono

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *