ATLÉTICO TUCUMÁN 2 – BELGRANO 1: FIESTA Y SUEÑO COPERO

El Decano ganó en la agonía de un partido bisagra, de esos que alimentan el ego de un equipo y lo potencian de cara a lo que viene. Así el elenco de Juan Manuel Azconzábal derrotó por 2 a 1 al Pirata cordobés y se acercó al segundo puesto que le permite soñar con el ingreso a la próxima edición de la Copa Libertadores de América.

Atlético Tucumán, seis meses atrás, peleaba el ascenso del Nacional B con Patronato de Paraná y hoy vive un presente formidable en la máxima categoría del fútbol argentino. Tercero en su zona, a un punto de su inmediato superior que es Estudiantes de La Plata, y líder en la tabla de los promedios, la escuadra que hace brillar al Jardín de la República disfruta de su verano aún en pleno otoño. Su víctima fue Belgrano que arrastra cuatro juegos sin ganar y empieza a cerrar así una campaña para el olvido con el «Ruso», Ricardo Zielinski, como DT.

El «Pulga», Luis Rodríguez, vivió otra de sus jornadas inolvidables en el José Fierro. El Celeste de Barrio Alberdi no veía la pelota y era total el dominio de los dirigidos por el «Vasco». Tras tanto acercarse a la valla defendida por Juan Carlos Olave, el eterno goleador del Decano no perdonó al histórico arquero tras una buena asistencia del «Polaco», Cristian Menéndez.

Ganaba Atlético Tucumán por la mínima ventaja y merecía más en un estadio que desbordaba de euforia. El esquma ultraofensivo con Rodríguez, Menéndez, Leandro González y Fernando Zampedri le daba réditos al dueño de casa hasta que Cristian Lema igualó de cabeza cuando se jugaba un cuarto de hora en la complementaria. La igualdad de Belgrano fue como un baldazo de agua fría para los de Azconzábal que no pudieron recuperar el volumen mostrado en la etapa inicial.

Sin embargo, en tiempo adicionado, el «Pulga» de palomita, hizo delirar al público tucumano cuando marcó el 2 a 1 que sería definitivo y lapidario. Así el Decano trepaba en la tabla de posiciones y aprovechaba que Estudiantes de La Plata había perdido unidades ante Racing en Avellaneda para alimentar la ilusión de acceder a ese segundo escalón nuevamente.

Atlético Tucumán derrotó por 2 a 1 a un Belgrano de Córdoba que necesita urgentemente que se termine el campeonato. El ganador, en cambio, sabe que le queda jugar de local ante San Martín de San Juan y cerrar en Rosario contra Newell´s para ver si puede cumplir su sueño copero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *