OLIMPO 0 – RIVER 1: VICTORIA NEUTRAL

Gentileza: @CARPOficial

River ganó 1-0 en Bahía Blanca frente a Olimpo y ante los hinchas neutrales que alentaban a la visita, dejando atrás su mal momento en el certamen doméstico. Gracias al gol de Leonardo Pisculichi, a los 22 del segundo tiempo, el equipo de Marcelo Gallardo pudo volver a sonreír tras 6 jornadas sin lograrlo y llega de mejor manera a la semana donde tendrá la definición de su grupo en la Copa Libertadores y el superclásico. Además, el Millonario volvió a vencer al Aurinegro, en el Carminatti, después de 12 años.

Luego de caer derrotado el último miércoles, ante San Pablo en Brasil, River viajaba hasta Bahia Blanca para enfrentar al local. El Millonario buscaba volver a la victoria en el certamen doméstico, donde no lo hacía desde la 5º jornada cuando venció a Independiente por 1-0 con gol de Lucas Alario. Olimpo, por su parte, demostraba buenos ánimos desde la llegada de Cristian Diaz, donde solo cayó en una presentación desde que es DT del Aurinegro, 1-0 ante Godoy Cruz.

Comenzó el partido en el Roberto Carminatti luego de la orden de Patricio Loustau. Durante los primeros minutos del cotejo, el equipo de Gallardo tenía la pelota y buscaba acercarse al arco de Nereo Champagne con peligro por las bandas. El Aurinegro esperaba replegado atrás, buscando sorprender en algún contraataque letal.

La primera situación del juego llegó a los 19 minutos, favorable a la visita: tras un pase de Leonardo Pisculichi, Camilo Mayada disparó de primera por encima del travesaño. El dueño de casa respondería 4 minutos más tarde a través de  Francisco Pizzini con un disparo que se fue lejos del arco de Marcelo Barovero.

Cuando el reloj marcaba 25 minutos, las alarmas del mundo River se encendieron: Leonel Vangioni debió dejar el terreno de juego debido a una lesión muscular en el recto anterior derecho, poniendo en duda su presencia en el Superclásico del próximo fin de semana. En su lugar ingresó Pablo Carreras.

Los últimos 20 minutos de la primera parte fueron intrascendentes, sin ataques de uno ni otro. River buscaba profundizar en sus ataques pero las imprecisiones evitaban el peligro en el área rival. Olimpo atacaba por intermedio de Pizzini y Gaona Lugo, aunque sus intentos no molestaban a Barovero. El descanso llegaba y el 0-0 reinaba en el marcador.

Apenas comenzada la etapa complementaria, el Millonario contaría con la oportunidad que no logró tener al cabo de los primeros 45 minutos: Gonzalo Martinez encaró de izquierda a derecha y disparó de afuera del área, siendo contenido por Champagne. El rebote, Sebastián Driussi disparó pero nuevamente atajó el ex-San Lorenzo y evitó la caída de su arco.

Con el pasar de los minutos, el conjunto de Cristián Díaz se acercaba, peligrosamente, al arco Millonario. A los 7 minutos, Sills disparó un tiro que salió desviado. 2 minutos después, Pizzini probó desde la puerta del área aunque nuevamente estuvo falto de puntería. A los 11, Amoroso cabeceó dentro del área y Barovero contuvo sin problemas. La más clara llegó a los 15 minutos tras una salida fallida de «Trapito», dejando a Pizzini de frente al arco pero, para fortuna para el Millonario, llegó Gabriel Mercado y evitó la caída.

Su equipo jugaba mal y Gallardo bien lo sabía. Por eso, Lucas Alario saltaba a la cancha intentando aportar más peso ofensivo. Sin embargo, a los 20 minutos, y luego de un buen centro de Sebastián Driussi, quien gane de cabeza sería un goleador inesperado: Pisculichi apareció por el punto penal y con un certero testazo colocó el 1-0 para la visita.

El Aurinegro saldría en busca de un rápido empate y a los 23 minutos, Barrientos se escapó por el sector izquierdo rematando cruzado. La fortuna una vez más estuvo a favor del Millonario ya que el poste salvaría a Barovero y compañía del empate.

Con la ventaja a su favor, la visita se encargó de cuidar la pelota y dejar que los minutos corran. Olimpo buscaba llegar al gol de la igualdad pero el nerviosismo y las imprecisiones crecían en el conjunto de Bahia Blanca. La última del partido llegó para el Millonario, de contragolpe, teniendo a Lucas Alario como protagonista, quien dejó en el camino a Champagne y remató al arco. Moiraghi, parado sobre la línea, evitó el segundo gol de la noche.

River volvió a festejar luego de 5 fechas en el torneo local. Ahora, el Millonario intentará sellar su clasificación a los octavos de la Copa Libertadores, recibiendo a Trujillanos el jueves. Lo que sigue en la agenda de Gallardo será Boca, en La Bombonera, el próximo domingo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *