DEFENSORES DE BELGRANO 3 – PLATENSE 1: LA LLUVIA TRAJO LA VICTORIA

En una nueva jornada lluviosa, el Dragón derrotó 3 a 1 al Calamar y consiguió su primer triunfo de local en el torneo. Los goles de Buono y Soriano, en dos ocasiones, le dieron los tres puntos, mientras que Rodriguez descontó transitoriamente.

Paso todo el fin de semana y las lluvias no cesaron. Tras suspenderse el pasado viernes, el encuentro entre Defensores y Platense volvió a estar en duda porque las precipitaciones continuaban. Sin embargo, la cancha estaba en condiciones y el partido se jugó. Un tiempo le bastó a Defe para golpear a Platense y no dejarlo reaccionar.

El cotejo comenzó con los Calamares teniendo la pelota y tratando de jugar por abajo, pero le faltó precisión a la hora de concluir las jugadas. Tuvo una chance en los pies de Palavecino apenas iniciado el encuentro, ya que el volante remató desde afuera del área y la pelota se fue muy cerca del travesaño. Minutos más tarde, el desarrollo cambio totalmente,ya que en 3´ el Dragón se puso 2 a 0, y pareció complicado de revertir para el Calamar. El primer tanto fue de Lucas Buono, quien adelantó a su marca y conecto el centro de Rose, y de esta forma abrió el marcador. El segundo, también fue de cabeza, pero la jugada fue por la otra banda, porque Enrique encaró por la derecha, tiró el centro, y Soriano anotó el segundo.

Pareció un golpe de nocaut para el Calamar, sin embargo, el conjunto de Brandoni, descontó de inmediato, dado que Patricio Rodriguez aprovechó un error de Manzanares, remató cruzado y el arquero Anconetani no pudo hacer nada. Ante esto, Platense se ilusionó con la remontada pero le faltaron ideas para igualar el encuentro. Además, la esperanza duro poco, porque a los 42´,  Rose volvió a tirar un centro perfecto y Soriano, volvió a marcar de cabeza y el Juan Pasquale era una fiesta.

La segunda parte fue una contraposición a la primera, el encuentro se tornó aburrido, con pocas situaciones y con muchas faltas. El conjunto de Vicente López se adelantó en el campo e intentó descontar, pero ante la falta de ideas y precisión se complicó. Defe pudo haber aumentado la ventaja, pero Mastrolía se quedó algunos cabezazos. La incidencia de la segunda  mitad, fue que ambos se quedaron con 10 jugadores, primero fue Platense, ya que Leguiza le metió una terrible plancha a Iván Nadal y le árbitro no dudo en sacarle la roja. En el caso del equipo de Della Pica, fue curioso, porque Leonardo Baima ingresó en reemplazo de Rose, y a los 8 segundos, si 8 segundos, se fue expulsado tontamente, por una patada a Talamonti.

Fue un gran triunfo de Defensores, que se ilusiona con mantener esta regularidad en el juego y por qué no, soñar con los puesto de arriba. Por su parte, el Calamar recibió un duro golpe y quedó un poco lejos del puntero, Colegiales, sin embargo, se enfrentarán la semana que viene y ahí intentará achicar la brecha de puntos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *