VELEZ 1 – GODOY CRUZ 4: FUE COMO UNA RÁFAGA DE AMOR

Vélez ganaba ante Godoy Cruz gracias al tanto de Maxi Romero en el primer tiempo, pero en la segunda mitad, el equipo de Sebastián Méndez supo reaccionar y en 10 minutos demostró todo su poderío ofensivo. Fue 4-1 como visitante, gracias a los tantos de Jaime Ayovi x2, Santiago García y Javier Correa. Triunfo y cima en soledad en la Zona 1 para el equipo de Mendoza.

En Liniers, el Fortín y el Tomba se daban cita en uno de los duelos más atrapantes del domingo. El equipo de Bassedas llegaba tras caer en su casa ante Quilmes, en un encuentro a recuperar debido a los recitales de Ricky Martín. El conjunto de Mendoza sabía que sí obtenía un triunfo, quedaría como único lider de la Zona 1, aprovechando el empate de Rosario Central.

Apenas comenzado el juego, la visita buscaría el arco de Alan Aguerre intentando una primera ventaja. Luciano Abecasis pasaba constantemente al ataque por la banda derecha y al minuto de partido, disparo con un remate bajo que salió cerca del arco.

El equipo de Sebastián Méndez controlaba la pelota y se acercaba al arco contrario. A los 14 minutos, Facundo Silva probó con un tiro libre muy cerca del área pero Aguerre envió la pelota al córner con una estupenda volada. A los 20, Danilo Ortiz ganó de cabeza aunque su tiro salió por encima del travesaño.

Con el pasar de los minutos, el Fortín comenzaría a imponerse en el duelo en la mitad de cancha, gracias a Leandro Somoza y sus quites precisos. Con las proyecciones de Yamil Asad y Blas Cáceres, Vélez comenzaba a inquietar a la defensa de Godoy Cruz. Y a los 27 minutos, en la primera clara del local, no perdonaría: Maxi Romero controló en la medialuna del área y disparó un remate inatajable para Rodrigo Rey. El conjunto de Liniers se ponía arriba en el marcador.

El gol recibido golpeó fuerte en el juego del equipo de Méndez que ya no lograba asociarse entre sus players. Vélez, conforme con el transcurso del partido a partir del primer tanto, cuidaba el esférico y buscaba a su hombre más ofensivo, Romero, intentando una mayor ventaja. El descanso llegaba con ventaja para el local por la mínima.

En la segunda parte, lo mejor del equipo mendozino saldría a relucir. Apenas 10 minutos necesitó Godoy Cruz para equiparar las acciones: Silva sacó un estupendo disparo de afuera del área que se estrelló en el travesaño, pero en el rebote Ayoví controló y con el arco a su merced colocó el 1-1.

El empate hizo crecer al Bodeguero que comenzaba a manejar nuevamente la pelota y arrimarse de a poco al arco de Aguerre. Vélez, desesperado y poco tranquilo, apresuraba en la resolución de las jugadas y muchas veces dejaba en offside a sus atacantes.

A ls 27 minutos, con Silva como protagonista nuevamente, el marcador volvería a modificarse: el pelado del Tomba disparó con su cabeza desde 3/4 de cancha y nuevamente el travesaño le dijo que no pero, al igual que en el gol del empate, un atacante de Godoy Cruz recibió en soledad y definió con el arco a disposición. El autor esta vez fue Santiago García, marcando por 7° vez en el torneo.

7 minutos después de pasar al frente, el -ahora- puntero de la Zona 1 iba a ampliar la ventaja: Javier Correa, que sólo llevaba 4 minutos dentro del campo, controló y sacó un disparo potente y bajo junto a un palo, inatajable para Aguerre.

Y a los 37 minutos, el Tomba le pondría punto final a la historia en Liniers. Ayoví -en posición ilícita- recibió un centro bajo y definió debajo del arco para marcar su segundo gol de la noche y el cuarto del equipo. En 10 minutos, Godoy Cruz lograba 3 goles demostrando todo su poderío ofensivo.

El equipo de Bassedas fue en busca de un gol de descuento pero, por fallas en el último toque o en la definición, no pudo lograrlo. Fue goleada a domicilio del conjunto de Sebastián Méndez que, con 20 unidades, quedó como único puntero de la Zona 1 a falta de 7 fechas por disputar.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*