RACING 1 – BOCA 0: TA’COMO PARA SUFRIR

El corazón del hincha Académico fue siempre a prueba de balas. Digno de una investigación médica que pudiese obtener un premio Nóbel, esa gente va y seguirá yendo al Cilindro de Avellaneda cual masoquista, conociendo de antemano que es más probable un infarto a una satisfacción sin sobresaltos. Ante el Xeneize no fue la excepción y, si bien ganaron por 1 a 0, terminaron jugando contra su propio arco aprovechando el irregular momento del elenco de Rodolfo Arruabarrena.

Racing y Boca completaron el primero de los tres partidos oficiales que disputarán en el primer semestre del 2016. Por el torneo local los dirigidos por Facundo Sava fueron quienes se alzaron con la victoria. De todos modos para la escuadra Azul y Oro la revancha puede estar a la vuelta de la esquina ya que el jueves se verán nuevamente las caras, en la Bombonera, y por Copa Libertadores de América.

El clásico en Mozart y Corbatta se jugó a cara de perro, con dientes apretados y opacando a quienes podían darle brillo a la calurosa tardenoche bonaerense. Con más patadas que espectáculo, Jorge Baliño de a poco se fue convirtiendo en uno de los protagonistas de la jornada. Mucho tiro libre para la visita que no supo disfrutarlos ni en los pies de Carlos Tévez ni en el zapatazo que utilizó como recurso, Daniel Díaz, en la complementaria.

El local se encontró con un rápido festejo en el inicio del cotejo. Iban solamente nueve minutos cuando la pelota cruzo de una punta a la otra en el área de Boca y sin que nadie pudiese despejarla le quedó a Roger Martínez quien, de taco, superó a Agustín Orión para marcar el 1 a 0 que sería definitivo. A partir de ese momento Racing se abroqueló de la mejor manera mostrando un gran nivel con el tandem Luciano Aued – Francisco Cerro en el mediocampo más la actitud aguerrida de su última línea. Tan cerrado era el planteo del dueño de casa que a la visita no le quedó alternativa que probar desde lejos y sin suerte hasta irse al descanso con el marcador en desventaja.

Para la complementaria Arruabarrena apostó a romper la barrera defensiva de su rival y metió a Andrés Chávez en cancha para acompañar a Tévez y a Sebastián Palacios. Y fue el «Comandante» quien tuvo la oportunidad más clara de la noche para igualar las acciones pero Nelson Ibañez se quedó de manera extraordinaria con el mano a mano y luego el «Apache» disparó sin suerte alguna en el rebote. No obstante el Xeneize tuvo el control del esférico durante los minutos finales y castigó a los corazones blanquicelestes con centros sin destino de peligro.

Racing, acostumbrado a sufrir, consiguió su primera victoria en lo que va del campeonato y lo hizo por 1 a 0 para redondear una semana perfecta teniendo en cuenta que lidera el grupo 3 de la Copa Libertadores también. Boca, en cambio, tendrá revancha por ese mismo certamen cuando el jueves en la Bombonera reciba a los de Facundo Sava e intente, allí, cambiar su imagen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *