ESTUDIANTES (LP) 4 – ARGENTINOS JUNIORS 1: EMPIEZAN LAS CLASES

No fueron necesarias las paritarias en La Plata. El Pincha dio cátedra antes del comienzo de clases ante un Bicho que realmente mostró preocupantes falencias en su funcionamiento. Con un inapelable 4 a 1 favorable a los dirigidos por Nelson Vivas, esta vez más que Estudiantes fueron profesores los locales en el Estadio Único.

El León no puso a sus habituales titulares en cancha pero los que entraron se encargaron de brillar. A los seis minutos un veloz y exquisito centro de Augusto Solari cayó en el corazón del área para que Facundo Quintana, de tijera, abra el marcador. Con lujos, el dueño de casa ya empezaba a desnudar otra triste realidad de Argentinos Juniors que en lo que va de la temporada sumó un empate y tres derrotas. Sin embargo, previo a la conquista, Camilo Vargas ya le había ahogado el grito de gol a Leandro Desábato y luego a Facundo Sánchez.

Era tal el paseo que cuando el Bicho se acomodó en el campo de juego, el Pincharra le clavó otra puñalada. Había pasado media hora cuando el ex Liga de Quito, Juan Ignacio Cavallaro, picó por el flanco izquierdo tiró la diagonal y al ver adelantado al guardameta la pinchó para colgar el esférico del poste más lejano y así estampar el 2 a 0. Y como muestra del show que daba el local, en la jugada siguiente apareció otra vez el volante que volvió del fútbol ecuatoriano para meter una asistencia fenomenal para Gastón Fernández quien corrió más de treinta metros contra el arquero, remató a sus guantes, y en el rebote apareció la figura de Quintana para empujar hacia la red con todo el arco a su merced.

Con el 3 a 0 prácticamente irreversible y favorable a Estudiantes se fueron al descanso. Ni siquiera Carlos Mayor intentó cambiar la historia para el comienzo de la complementaria y volvió a tirar los mismos once titulares a la verde gramilla. Entonces el local tuvo piedad de un Argentinos Juniors que dependía de la puntería esquiva que venía teniendo Lautaro Rinaldi y de alguna falla en la seguridad que hasta ese momento había demostrado el arquero de la escuadra de Vivas, Daniel Sappa.

A los 19 minutos de la segunda parte fue la «Gata» Fernández quien se vistió de mago para meter un gran pase aprovechando las adelantadas líneas de su oponente. Fue

Sánchez quien corrió todo el campo sin marca, esquivó a Vargas que había salido a atorarlo hasta el vértice del rectángulo mayor, y definió con un toque para clavar el 4 a 0 en La Plata. A todo esto el León ya había levantado el pie del acelerador y manejaba los hilos del partido a su antojo incluso dándole posibilidades a los de La Paternal para conseguir el descuento. Recién sobre el final del partido pudo desnivelar Rinaldi tras una floja participación de la defensa pero sólo sirvió para decorar el resultado en el Único.

Estudiantes que sólo cayó ante el líder de su zona, Lanús, volvió a sonreír en condición de local con un contundente 4 a 1. Claro que esta vez no lo hizo jugando en cancha de Arsenal sino que volvió a la ciudad de las diagonales que, sin dudas, le sienta mejor. Argentinos Juniors volvió a perder y esta vez se puso el guardapolvos y la mochila para ver la cátedra del rival en pleno comienzo de clases.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *