RIVER 1 – GODOY CRUZ 2: LA MELODÍA DE CARABAJAL

River no jugaba bien, perdía ante Godoy Cruz y para colmo, Leo Pisculichi se iba expulsado por una dura entrada. Pero apareció Gonzalo Martinez y con un gran remate, igualó las acciones en el Monumental. Sin embargo, faltando 7 minutos para el final, Gabriel Carabajal estampó un golazo al ángulo de Barovero y le dio la victoria a los mendocinos. Segunda derrota en fila para el conjunto de Marcelo Gallardo.

El Millonario volvía al Monumental tras la caída sufrida ante Belgrano. Con un mix entre titulares y suplentes, debido a la seguidilla de partidos que se le vienen al equipo, River salía al campo de juego para enfrentar al Godoy Cruz de Sebastián Mendez, que venía de empatar ante Independiente por 1-1.

Desde el comienzo del juego, el local salió con la idea de dominar a su rival, aunque falto de ideas y descordinado en la conexión entre sus jugadores. Godoy Cruz esperaba atrás y buscaba salir de contra con sus delanteros, Garcia y Ayovi, a la espera en la puerta del área.

A los 10 minutos, llegarí el primer -y sorpresivo- gol del partido: luego de un tiro libre y un rebote de Barovero tras un remate, apareció Diego Viera para empujar el esférico con el arco a su merced y decretar el 0-1 para la visita. En la primera de peligro en contra, River sufría un gol.

El 0-1 golpeó fuerte en los jugadores del Millonario que se notaban intranquilos y nerviosos. Los pases errados sucedían cada vez con más frecuencia. Alonso cada vez recibía menos pelotas dentro del área y los volantes ofensivos, Martinez y Driussi, no se encontraban con la pelota.

Godoy Cruz atacaba de contraataque y sacaba espacios en las desatenciones de la defensa rival. A los 18′, Ayovi se fue solo de cara al gol, pero Marcelo Barovero le contuvo el mano a mano y salvaba a su equipo. Luego, 4 minutos más tarde, el Tomba lo tuvo en dos oportunidades: primero, con un remate de García que se fue alto y luego con un cabezazo de Ayovi que salió por encima del travesaño.

Recién a los 27 minutos llegaría la primer situación clara de peligro para River: Camilo Mayada realizó una personal en la derecha y colocó un centro para la aparición de Alonso con su cabeza, pero el cabezazo de oriental fue contenido por Rodrigo Rey. Para colmo, 3 minutos después, Leo Pisculichi sufría la tarjeta roja en consecuencia de una dura entrada.

El panorama no era para nada alentador. River caía 1-0 en su casa, jugaba con 10 y no lograba llevar peligro al arco rival. La gente empezaba a impacientarse en cada error en el armado de jugadas del Millonario. El tiempo corría y la sensación era que el Millonario necesitaba el descanso para poner en frío la cabeza y salir a jugar el tiempo restante. Hasta que a los 39, Gonzalo Martinez recibió una pelota tras un centro fallido, y con un remate impecable venció al arquero Rey y le devolvió la alegría al Monumenta. River conseguía un gol impensado que le permitía irse al descanso con paridad.

El Millonario salió al segundo tiempo con otra intención. El cambio de Arzura por Bertolo le daba a River más peso en la mitad de cancha y así lograba evitar lo sufrido en el primer tiempo con los constantes ataques de Godoy Cruz. A los 7 minutos, Alonso se encontró con una gran posibilidad para desequilibrar el marcador, pero el uruguayo quiso eludir a Rey y el arquero se impuso en el duelo.

Sin embargo, el equipo de Gallardo aún no se sentía de todo cómodo en defensa. Ponzio, jugando en una posición que no es habitual, perdía la espalda constantemente con Garcia. Así fue como a los 14 minutos, García quedó cara a cara con Barovero. Con un sombrero, el «Morro» se sacó de encima al arquero y tenía todo el arco a su merced. Pero al momento de efectuar su disparo, Ponzio apareció como salvador, con una barrida, para evitar la caída de su valla.

A los 17, el Monumental se ponía de pie y aplaudía la vuelta de Andrés D’Alessandro a su casa. El «Cabezón» saltaba a la cancha con la intención de desequilibrar por las bandas y buscar a Alonso como referente de área. Y a los 24, llegaría la más clara del conjunto de Nuñez: tras un tiro libre ejecutado por el N°22, Joaquín Arzura apareció con la cabeza y estrelló el remate en el travesaño.

Pero la noche no estaba destinada a ser favorable para el Millonario. 10 minutos después de su ingreso, D’Alessandro sintió un pinchazo en su pierna. Para colmo, Gallardo ya había agotado las variantes por lo que el «Cabezón» debió «arrastrarse» por la cancha por lo que quedaba de partido.

Y a los 37 minutos, llegaría el baldazo de agua fría para las más de 50 mil almas en el Monumental: Gabriel Carabajal controló y sacó un remate inatajable para Barovero o cualquier otro arquero. Godoy Cruz, que no atacaba hace rato y se conformaba con llevarse un punto, le arrebataba todo a River y conseguía un impensado triunfo.

Tras ese segundo gol en contra, River no logró recuperarse y atacar al arco de Rey. Godoy Cruz le propició un impensado golpe y lo venció por 2-1 en el Monumental. El equipo de Gallardo suma tan sólo 3 unidades y deberá viajar a Arroyito en la próxima jornada para recibir al líder (con puntaje ideal), Rosario Central.

El Tomba, por su parte, cosechó su primera victoria en el certamen y alcanzó los 4 puntos. En la próxima jornada, los de Mendez tendrán una difícil parada, cuando reciban al otro líder, Colón, en el estadio Islas Malvinas de Mendoza.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *