ARSENAL 3 – BANFIELD 1: RONDINA LOS BANCA

Por: Marcelo Patroncini

El Viaducto no tuvo piedad con el Taladro en Sarandí y en tan sólo cuarenta y cinco minutos vapuleó a los de Peña y Arenales en el Julio Humberto Grondona. Tras un primer tiempo opaco donde el calor fue más que las intenciones deportivas, el conjunto de Sergio Rondina se alzó con la primera victoria oficial en este 2016 tras un contundente 3 a 1 sobre los dirigidos por Claudio Vivas.

Visto y considerando que Arsenal no podía doblegar a su rival, el «Huevo» apostó a lo que tenía en el banco de suplentes. Sobre todo cuando Banfield era más que su oponente e incluso se había puesto arriba en el marcador a través de un centro de Brian Sarmiento que nadie desvió y se terminó incrustando contra el fondo del arco defendido por Fernando Pellegrino. Sin embargo la mano del entrenador local se sintió en el campo de juego y allí comenzó la levantada.

Empató Juan Ignacio Sánchez Sotelo que había ingresado apenas unos segundos antes. El ex Racing Club de Avellaneda le cambió la trayectoria a la pelota con su cabeza mientras Hilario Navarro la persiguió con su mirada sin reaccionar a tiempo. Y a partir del 1 a 1 no sólo volvió la tranquilidad para el Viaducto sino que además se probó la pilcha de protagonista que nunca más se sacó. Gabriel Sanabria de tiro libre directo puso el 2 a 1 en otra acción en la que falló el arquero correntino y aún faltaba la frutilla del postre en Sarandí.

Mariano Barbieri vio con claridad la entrada de Sánchez Sotelo por el medio del área y le puso un centro en la cabeza. El delantero castigó a Navarro quien dio un flojo rebote y el ex Talleres de Córdoba contra el ángulo terminó empujando la pelota para sentenciar el 3 a 1 final. El desdibujado Taladro de la segunda parte terminó con Santiago Silva jugando prácticamente en el círculo central justamente en una de las canchas que tiene las dimensiones más diminutas del fútbol argentino. Así la visita estuvo lejos de revertir el tanteador que favorecía al dueño de casa.

Arsenal volvió a cantar victoria después de una pretemporada con resultados adversos y un arranque de campeonato en falso. Rondina fue al bancó y depositó goles en el terreno de juego para derrotar por 3 a 1 a este Banfield que en veinte minutos se fue a Peña y Arenales con las manos vacías.