BOCA 0 – ESTUDIANTES (LP) 2: LA GATA FLORA

Por: Marcelo Patroncini

El Xeneize volvió a mostrarse indeciso, inconforme con algunos esquemas de juego, molesto ante cada avance de un rival, y cayó por tercera vez al hilo en Mar del Plata. Fue el Pincharrata que, con un mix de titulares y suplentes, derrotó por 2 a 0 a los de Rodolfo Arruabarrena que se despidieron de La Feliz sin cosechar victorias.

Parecía que no iba a ser otro flojo partido de Boca Juniors y sin embargo, con el correr de los minutos, lo terminó siendo. Hasta los 20 minutos iniciales el control de la pelota pasaba por los pies de la escuadra del «Vasco» e incluso Mariano Andújar, en dos ocasiones y una mejor que la otra, debió reaccionar con estilo para evitar el gol de Federico Carrizo. A partir de ahí se despertó Estudiantes de La Plata que, ordenadamente, comenzó a destrozar de a poco los nervios de su contrincante.

Los de Azul y Oro avanzaban con ímpetu pero pasada la media hora de juego ya era un verdadero sacrificio rearmar la defensa ante cada ataque propio. Un contragolpe con ventaja numérica para el León terminó con todo tipo de dudas. Muy bien manejado por Augusto Solari, el esférico con toda la pausa del mundo terminó en los pies del único jugador desmarcado que era Gastón Fernández. De primera y a colocar la «Gata» acomodó el esférico contra el ángulo superior izquierdo de Guillermo Sara para estampar el 1 a 0.

El marcador en contra trajo nuevamente dudas al fondo Xeneize. Si los de Nelson Vivas apretaban el acelerador liquidaban la historia. Y lo que no pudo conseguir Elías Umeres al final del primer tiempo lo obtuvo a los 3 minutos de la complementaria cuando falló Lisandro Magallán y luego titubeó Nicolás Colazo para que el 2 a 0 le quede servido en bandeja al delantero del Pincharrata que no desperdició tremendo regalo casi bajo los tres palos.

El segundo tiempo sobró porque los de Arruabarrena intentaron, a través de los cambios, recuperar el tiempo perdido y sólo lograron ver algunos destellos de Sebastián Palacios, muy poco de Fernando Gago en su regreso a la actividad tras una larga lesión, y el saldo negativo del desgarro de Leonardo Jara. En cambio los de La Plata aguardaron por otro obsequio de su rival que en todo momento estuvo latente.

Boca se retiró con más dudas que certezas de Mar del Plata. Estudiantes, se adjudicó la Copa de Oro, y le dio otro duro golpe y le ganó 2 a 0 en lo que fue la tercera derrota en tres cotejos jugados para los de la ribera en este 2016.