Terminó el año futbolístico de la Primera División de nuestro fútbol. Con el cierre de las liguillas Pre-Libertadores y Pre-Sudamericana no habrá más juegos hasta el año entrante. Boca campeón, descensos consumados y equipos clasificados a las copas internacionales.

Pero hay una particularidad que nos dejó este torneo histórico: sólo 7 equipos de los 30 participantes no cambiaron ni cambiarán su DT para la próxima temporada. Tan solo Aldosivi, Belgrano, Boca, River, Rosario Central, Sarmiento y Unión comenzaron y terminaron el año con el mismo técnico. Por eso, el mito deslizado al inicio de «los torneos largos favorecen la continuidad de los técnicos» quedo de lado. Proponemos repasar caso por caso los nombres de aquellos que dejaron su puesto de entrenador vacante:

  •  Argentinos Juniors: con sólo 33 unidades en 30 fechas y tras ser muy cuestionado durante todo el año, Nestor «Pipo» Gorosito decidió dar un paso al costado al finalizar la temporada 2015. Ahora, las máximas autoridades del club de La Paternal deberán buscar a su sucesor.

 

  • Arsenal: el conjunto de Sarandí comenzó el año deportivo bajo las órdenes de Martín Palermo. Tras malos resultados, el «Titan» dejó su cargo y Ricardo Caruso Lombardi lo reemplazó. La temporada no fue para nada buena para el Arse que finalizó en el 28° puesto, con sólo 27 unidades. Por tal motivo, Caruso decidió no continuar al frente del equipo y dejó su puesto vacante.

 

  • Atlético Rafaela: Roberto Sensini fue el primer DT de la Crema en el 2015. Por malos resultados, los dirigentes decidieron destituirlo del cargo para que Leonardo Astrada lo sustituya en busca de mejores resultados. Pero el «Jefe» no pudo dar vuelta el timón y su equipo finalizó anteúltimo, tan solo por encima de Crucero del Norte. Por este motivo, Astrada también dejó su cargo.

 

  • Banfield: el Taladro de Matías Almeyda era una de las sensaciones del Torneo de los 30. Sorprendentemente, y argumentando desgaste con malos resultados, el Pelado dejó su cargo. Claudio Vivas había comenzado como técnico interino pero, tras obtener buenos resultados, fue confirmado como técnico permanente.

 

  • Colón de Santa Fe: luego de devolver al Sabalero a la Primera División, Reinaldo «Mostaza» Merlo se quedó al frente del equipo para dirigirlo en la máxima categoría. Increíblemente, Merlo sólo dirigió 1 fecha: los dirigentes decidieron separarlo de su cargo por problemas con el plantel. Quien se hizo cargo del equipo fue Javier López, primero de manera interina y luego de manera permanente. Pero promediando la mitad del torneo, el «Alemán» dejó su cargo para ser reemplazado por Darío Franco (quien venía procedente de Defensa y Justicia). Franco logró el objetivo de mantener la categoría y hasta se metió en la liguilla Pre-Sudamericana, aunque finalmente cayó derrotado en el global ante Belgrano y se quedó sin copa.

 

  • Crucero del Norte: Gabriel Schurrer fue quien comenzó el año al frente del Colectivero. Por problemas con la dirigencia, Schurrer dejó su cargo y Sebastian Rambert fue quien lo reemplazó. Crucero del Norte jamás pudo hacer pie en esta categoría y fue el primer equipo en perder su plaza en la Primera División. A pesar de haber descendido con sólo 14 puntos, Rambert continuará en su cargo en la Primera B Nacional.

 

  • Defensa y Justicia: el Halcón comenzó su segundo año en la Primera División bajo las ordenes de Dario Franco. Debido a no conseguir las victorias deseadas, Franco dejó su puesto vacante. Ariel Holan, con sus tácticas trasladadas del hockey al fútbol, logró revertir el rumbo y dejar al equipo de Florencio Varela en el puesto 21 con 32 unidades y salvado del descenso.

 

  • Estudiantes de La Plata: el Pincha es otro de los equipos que perdió más de un técnico en este año. Primero, Mauricio Pellegrino fue quien estuvo al mando del conjunto Platense. Luego cedió su puesto a Gabriel Milito, quien a fuerza de buenos resultados y rachas positivas metió al equipo en liguilla Pre-Libertadores y posteriormente, clasificado a la Sudamericana. Sorpresivamente, por diferencias con la dirigencia, el «Mariscal» abandonó su cargo.

 

  • Gimnasia de La Plata: el año de Pedro Troglio en el Lobo no fue malo ni mucho menos. Ubicado en la 12° posición con 44 puntos, Gimnasia luchó hasta último minuto por entrar a la Copa Sudamericana, donde finalmente fue derrotado por Lanús. Sin embargo, las alarmas se encendieron en La Plata ya que Troglio declaró sentir un gran desgaste y posiblemente dé un paso al costado.

 

  • Godoy Cruz: quizás el caso más particular sea el del Tomba. Daniel Oldrá arrancó el 2015 al mando del conjunto mendocino. Luego, por desgaste personal, cedió su puesto para ser reemplazado por Gabriel Heinze. Pero el «Gringo» nunca pudo dirigir desde adentro de una cancha debido a no tener el título de DT y fue despedido con apenas 10 partidos. Finalmente, Oldrá volvió a hacerse cargo del primer equipo. El Bodeguero cerró su año con 32 puntos en 30 partidos.

 

  • Huracán: Nestor Apuzzo comenzó este 2015 como técnico del elenco de Parque Patricios. El Globo volvía a primera tras 3 años de ausencia y como premio por ganar la Copa Argentina, también jugaba la Copa Libertadores. Los resultados no fueron los esperados, quedando eliminado en el máximo certamen internacional en fase de grupos y metido cerca de los puestos de descenso. Por tal motivo, Apuzzo dejó su cargo para ser sustituído por Eduardo Dominguez, quien colgó los botines y al día siguiente asumió como DT. El Globo pudo conseguir su objetivo de permanecer en la categoría y, de la mano de Dominguez, Huracán está  haciendo historia en la Copa Sudamericana jugando su primera final internacional.

 

  • Independiente: Jorge Almirón fue quien comenzó como DT en el Rojo en este Torneo de 30. Arrastrando 7 cotejos sin victoria y habiendo perdido el clásico de toda la vida ante Racing, Almirón se reunió con Hugo Moyano, presidente de la institución, y presentó su renuncia. Mauricio Pellegrino, recientemente desvinculado de Estudiantes, tomó las riendas de este equipo y logró revertir 100% la imagen de Independiente, ubicándolo en la 5° posición y clasificando a la Copa Sudamericana.

 

  • Lanús: sin lugar a dudas, el Granate es una de las «instituciones modelo» de nuestro fútbol. Lanús se ha convertido en un duro escollo para cualquier rival. De la mano de Guillermo Barros Schelotto, el elenco del Sur volvió a meterse en una copa internacional, logrando clasificarse a una copa por 11° año consecutivo y marcando un record en una institución «chica». Adjudicando cansancio tras ser DT desde el 2012, Guillermo ha decidido dejar Lanús en busca de nuevos aires.

 

  • Newells Old Boys: Américo Rubén Gallego volvía al elenco rosarino en busca de repetir aquello conseguido en 2004. Sin embargo, el torneo no salió según lo esperado por el «Tolo», quien renunció a su cargo promediando la mitad del torneo. Lucas Bernardi, ídolo y referente de La Lepra asumió al frente del primer equipo. Logrando mejorar la producción, Newells terminó en el puesto 16° con 40 unidades, cayendo en la liguilla Pre-Sudamericana a manos de Lanús.

 

  • Nueva Chicago: el «Torito» es otro de los clubes que vio desfilar a 3 DTs a lo largo de un año. Comenzó este retorno en Primera de la mano de Omar Labruma. La salida del hijo de Ángel Labruna generó que Alejandro Nania se haga cargo del equipo, primero de manera interina para luego ser ratificado en su cargo. Sin embargo, Nania tampoco pudo obtener los resultados deseados y quien lo reemplazó fue Ruben Forastello. Pese a haber luchado hasta el último minuto, Chicago no pudo permanecer en la máxima categoría y descendió a la B Nacional. Forastello decidió dejar su puesto vacante y no ser más el DT del equipo de Mataderos.

 

  • Olimpo: desde la asunción de Walter Perazzo en el 2012, el Aurinegro de Bahía Blanca gozaba de un muy buen presente. Tras estar una temporada en la B Nacional, Perazzo devolvió al equipo a la Primera y a fuerza de buenas campañas había logrado la permanencia. Sin embargo, el 2015 comenzó de mala manera y el ex-técnico de la Sub-20 Argentina decidió dar un paso al costado. Diego Osella fue quien lo reemplazó en el cargo y logró mejorar el presente futbolístico de la institución, colocando a Olimpo en la 18° posición y clasificando a la liguilla Pre-Sudamericana.

 

  • Quilmes: el conjunto Cervecero comenzó el año con Julio Cesar Falcioni en el banco y con la incorporación de figuras de nombre tales como Claudio Biele y Diego Buonanotte. Sin embargo, la primera mitad del torneo fue cuesta arriba para Quilmes y por esa razón, el «Emperador» Falcioni renunció a su cargo. En su reemplazo apareció el «Colorado» Facundo Sava quien logró cambiar radicalmente a este equipo y lo convirtió en una de las sensaciones del Torneo de 30, ubicándolo en la 11° posición en una estupenda segunda mitad. El excelente trabajo de Sava al frente de Quilmes provocó que algunos clubes fijen los ojos en él, poniendo en duda su continuidad.

 

  • Racing: ¿quién puede negar que la Academia está viviendo uno de sus momentos más felices en los últimos años? Campeón en el 2014, 8° de final en la Libertadores 2015 y clasificado, dejando afuera a Independiente, a la Libertadores 2016. Por esas razones, Diego Cocca se ganó un lugar en el corazón de todos los hinchas del equipo de Avellaneda. Sin embargo, la «Era Cocca» fue tan exitosa como desgastante para el DT, que por tal razón decidió no continuar al frente de Racing para el 2016.

 

  • San Lorenzo: similar a lo ocurrido en Racing fue lo que ocurrió con Edgardo Bauza. El «Patón» llegó al Ciclón a comienzos del 2014 con el gran objetivo de ser campeón por primera vez de la Copa Libertadores. Bauza logró cumplir su objetivo y San Lorenzo levantó la tan ansiada Copa. Luego llegó el Mundial de Clubes, cayendo a manos del Real Madrid en la final. Este año el Ciclón luchó hasta el final por el torneo, que finalmente quedó a manos de Boca. Tras 2 años de trabajo, Bauza decidió no renovar contrato con San Lorenzo para buscar nuevos aires. Lammens-Tinelli ya tienen su reemplazante: Pablo Guede.

 

  • San Martín de San Juan: Carlos Mayor inició el año al frente del equipo Verdinegro. Con actuaciones memorables como el triunfo ante River y San Lorenzo, el empate ante Boca e Independiente, San Martín logró la tan deseada permanencia y también se metió en la Liguilla Pre-Sudamericana con 37 puntos. Derrota contundente por 5-1 ante Gimnasia y posterior renuncia de Mayor argumentando la necesidad de trabajar en Buenos Aires, cerca de su familia. La danza de nombres ya comenzó y Rubén Forastello es quien pica en punta para reemplazarlo.

 

  • Temperley: de la mano de Ricardo Rezza, el Gasolero logró en 2 años lo que pocos logran: ascender de la B Metropolitana a la B Nacional, y del Nacional a Primera. En 2015 llegaba esta aventura en la máxima categoría para Temperley, que finalmente logró la permanencia con lo justo, sumando 30 puntos en igual cantidad de partidos. Ahora, Rezza decidió no continuar al frente del Gasolero y los dirigentes continuan buscando a su sucesor.

 

  • Tigre: Gustavo Alfaro y el Matador gozaron de un buen 2015, a pesar de haber sufrido esa derrota como local ante Huracán por 5-1 en la Copa Sudamericana. Ubicado en la 10° posición, Tigre quedó tan solo a 4 unidades de entrar a la Liguilla Pre-Libertadores. Pero el final de año no fue lo esperado para Alfaro y compañía: Colón le propinó otro duro golpe derrotándolo en su casa por 4-1. Tras ese partido, Gustavo Alfaro se reunió con los dirigentes y, de común acuerdo, pusieron fin a su mandato. Mauro Camoranesi quedó a un paso de ser el sucesor y nuevo DT de Tigre.

 

  • Vélez: el último de esta interminable lista es el club de Liniers. El año para Vélez no fue bueno ni mucho menos, de hecho, el Fortín solo sumó 29 puntos y quedó en la 27° posición. Miguel Ángel Russo decidió continuar hasta el fin del torneo, y una vez finalizado, dejó su lugar vacio. Christian Bassedas, quien hasta entonces era mánager, decidió hacerse cargo del equipo para buscar devolverle las alegrías a los hinchas y el buen juego a la institución.

De esta manera, solamente Fernando «Tete» Quiroz, Ricardo Zielinski, Rodolfo Arruabarrena, Marcelo Gallardo, Eduardo Coudet, Sergio Lippi y Leonardo Madelón lograron «conservar» sus puestos de trabajo durante este 2015. Sólo 7 de 30 equipos pudieron sostener el proyecto en sus clubes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *