COPA ARGENTINA | BOCA JUNIORS 2 – ROSARIO CENTRAL 0: UN TÍTULO POLÉMICO

Por: Francisco Alí

Nuevamente un árbitro volvió a manchar nuestro fútbol. La final de la Copa Argentina se la llevó Boca Juniors con un victoria ante central por 2 a 0 en el Mario Alberto Kempes pero Diego Ceballos colocó su granito de arena en un nuevo título para el Xeneize. Un penal mal cobrado (clara infracción afuera del área) y un gol de Chávez en offside sobre el final fueron los errores de un colegiado que no estuvo a la altura del partido de estas características. Sacando lo futbolístico, el gran duelo fue una fiesta con tribunas llenas y una excelente organización.

La idea es que los jueces pasen desapercibidos pero definitivamente no lo hicieron. El Xeneize y el canalla hacían un encuentro parejo con pocas llegadas y dominio repartido de pelota. El primer tiempo no se salvó de las polémicas porque desde un tiro libre Marco Ruben cabeceó dentro del área y le rompió el arco a Orión para marcar un tanto aunque el juez Aumente decibió anularlo por una posición adelantada de Marcelo Larrondo, que acompañó el testazo de Ruben a pocos centímetros del delantero. La resolución: Dudosa pero aceptable. Eduardo Coudet enloqueció tras la sanción del offside y obviamente  Del equipo del Vasco Arruabarrena no se encuentra demasiado. Fue una típica final, más disputada que jugada.

Cuesta no hablar de situaciones de peligro o de lujos o de alguna jugada colectiva pero los errores de Diego Ceballos inundaron el cotejo definitorio de esta Copa Argentina versión 2015. La decena de minutos del complemento lo vio escaparse a Gino Peruzzi por derecha y Paulo Ferrari lo tocó de atrás (tal vez sin querer, falta al fin) pero afuera del área. El juez señaló -decidido- el punto penal y le brindó la gran chance al Xeneize de marcar el primero. Gritos, empujones, pedidos de explicaciones y quejas del lado rosarino. Nicolás Lodeiro se apartó de la polémica y con categoría mandó la bola al costado contrario del arquero. La academia se adueñó del juego y cobró más protagonismo con la tenencia del balón y hasta casi lo empata con un cabezazo de Marco Ruben, que Orión tapó en el ángulo. La prolijidad de Central para tocar el esférico no se transmitió en la última línea y las llegadas fueron escasas con remates lejos del arco de Agustín Orión. Con el equipo de Chacho Coudet entregad, la contra final la tuvo el del Vasco, sólo que Andrés Chávez le dio un leve toque al balón para el segundo pero en fuera de juego. Explosión de alegria para el club de Capital Federal y desazón para el de Rosario, que encima terminó con diez por la expulsión de Javier Pinola.

Ceballos cambió el rumbo de la Copa Argentina 2015 en Córdoba y le permitió festejar el segundo título en cuatro días a Boca Juniors. Dos goles polémicos quedarán en el recuerdo de una final manchada por un juez que se equivocó feo en un partido definitorio. Mérito total de Rosario Central, que se entregó de alma y cuerpo a un encuentro tan importante pero se quedó sin premio. A Tévez y cía. no les importaron los fallos y celebraron una Copa más. Un título polémico.