QUILMES 2 – SAN MARTÍN DE SAN JUAN 0: EL QUE SABE, SAVA

Una vieja publicidad de una embotelladora de cerveza opuesta a la relacionada con el conjunto de Facundo Sava utilizó, en una época, el famoso slogan del que sabe, sabe. Muy bien le podría quedar al lungo colorado que dirige a la entidad sureña ya que, desde que tomó las riendas de este equipo, lo enderezó y sumó 26 puntos de los últimos 30 en juego. La última víctima fue el Verdinegro cuyano a quien derrotó por 2 a 0 en la gélida noche del viernes bonaerense.

Quilmes llegaba muy dulce a este encuentro frente a San Martín de San Juan. Tras ganar los últimos dos cotejos y estirar así un invicto de diez contiendas sin tropezar, el Cervecero se frotó las manos ante un rival que venía de capa caída. Con paciencia y orden, sumado al buen trabajo en todas sus líneas, el dueño de casa elaboró un triunfo muy importante de cara al sueño de pelear por un lugar en la liguilla Pre Libertadores.

El frío se robó el protagonismo durante los minutos iniciales en el José Luis Meiszner. Incluso la escuadra de Carlos Mayor era quien se acercaba con más peligro al arco defendido por Walter Benítez. Sin embargo en pocos instantes se desmoronó todo proyecto que podía tener el Verdinegro. A los 25 minutos Rodrigo Gómez abrió la cuenta tras romperle el arco a Luis Ardente a pesar del esfuerzo visitante por evitar la caída. Rápidamente, el local pudo ampliar la ventaja pero el guardameta logró desviar un fortísimo remate de Alexis Canelo. Y cuando el reloj marcaba la primera media hora, Javier Toledo se fue explusado por balbucearle algo al juez, Silvio Trucco.

Con semejantes golpes en tan poco tiempo, los sanjuaninos se olvidaron del encuentro y desaparecieron de la acción. Quilmes, en cambio, continuó trabajando silenciosamente una victoria que recién se aseguraría en la complementaria. En dicha etapa creció la imagen de Sebastián Romero quien tuvo dos oportunidades para estirar la diferencia pero se topó, en una con Ardente, y en la otra con Javier Capelli.

A los 34 minutos del segundo tiempo llegó la tranquilidad en el marcador para el Cervecero. Un centro desde el sector izquierdo cayó en los botines de un afilado Claudio Bieler que sacó un remate cruzado y estampó el 2 a 0. Pudo llegar al tercero el conjunto local pero el poste se lo negó a Canelo, y por último Ardente a Rubén Ramírez.

Quilmes ganó una vez más y lleva diez partidos sin conocer la derrota. Se aprovechó tal vez de un San Martín de San Juan que perdió la cabeza en cinco minutos y entregó el triunfo a manos rivales. Pero también hay mérito de Facundo Sava que, desde que llegó, cambió totalmente la imagen de este plantel del sur del Gran Buenos Aires.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *