SAN MARTÍN (SJ) 1 – GODOY CRUZ 2: CINCO MINUTOS Y SE TOMÓ UN VINO

Godoy Cruz volvió a sonreir en el torneo y Gabriel Heinze pudo disfrutar de lo lindo justo en el clásico cuyano. El Tomba le ganó un partido para el infarto por 2 a 1 a San Martín de San Juan. Perdía por la mínima diferencia pero en cinco minutos el bodeguero se lo dio vuelta para dar un golpe en el Hilario Sánchez. El dueño de Cuyo, por lo menos durante unos meses, es conjunto mendocino.

El desempeño de ambos equipos en todo el partido marcaron las distancias en el resultado. El verdinegro fue mejor en la primera etapa, generó varias situaciones en el arco de Rey y logró la apertura a través de un pase largo de Ardente, que tomó Figueroa y terminó en la figura de Javier Toledo para anotar el 1 a 0 cerca de los 23´PT. La fiesta era toda del local pero los encuentros duran noventa minutos y la historia cambiaría.

El conjunto del Gringo Heinze sufrió modificaciones y le salieron bien para controlar más la pelota y llegar con más peligro al área de Ardente. Desde un córner, un cabezazo del expreso pegó en el palo y Leandro Fernández la empujó casi en la línea de gol. El 1 a 1 dejó expectativa de cara a la finalización del cotejo. Cinco minutos después, Ledesma tocó la pelota con su mano y Pompei dio un penal para el Tomba, que se demoró un rato por la caída de petardos en el campo de juego. A Leandro Fernández poco le importó la demora y le cambió el rumbo al marcador. El local tuvo la suya sobre el final pero una mano impidió el empate.

En cinco minutos, Godoy Cruz le cambió la cara a su performance y alcanzó una victoria de visitante que no lograba hace bastante. Justo cayó ante su clásico cuyano, San Martín, y en su propia casa. La alegría viajó a Mendoza y el Expreso se tomó cinco minutos y un poco de vino para festejar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *