LOS ANDES 2 – SPORTIVO BELGRANO 1: ¿OTRA VEZ, VERDES? ¡NO!

El Milrrayitas ganaba cómodo en Lomas de Zamora hasta que a falta de media hora para el final, y en una trepada aislada del Verde cordobés, llegó el empate. Así volvieron los fantasmas del fin de semana pasado donde los dirigidos por Fabián Nardozza regalaron tres puntos por errores infantiles justamente ante Estudiantes de San Luis que también vestía el mismo color que su actual contrincante. Sin embargo el local maduró justo a tiempo y un disparo de Diego Galeano le dio el triunfo por 2 a 1.

Ganar para soñar con el Reducido. Ese era el objetivo de Los Andes en la apertura de la trigésimo tercera fecha del Nacional B. Perteneciente a un pelotón de escuadras que buscan pelear por el segundo ascenso, el Eduardo Gallardón tuvo un gran marco de público a pesar del día laborable. Sportivo Belgrano llegaba con la dulce noticia de estar fuera del descenso tras la última victoria en San Francisco. No obstante mostró apatismo, mezquinó en demasía y se quedó con las manos vacías.

No es que el local haya jugado un gran partido como para merecer los tres puntos. Lo que si tuvo el elenco bonaerense fue el desequilibrio en piezas como Juan Olivares y Diego Galeano.

En la primera llegada de riesgo real, Los Andes abrió el tanteador por un cabezazo de Alejandro Noriega que fue inatajable para Andrés Bailo. A pesar de la derrota parcial, Sportivo Belgrano no reaccionaba y lo único que podía ofrecer debía pasar por los pies de Alfredo Ramírez. Sin embargo, y casi sin proponérselo, el conjunto de la dupla Cosme Zaccanti – Luis Sosa llegó al empate al cuarto de hora de la segunda etapa cuando Juan Aróstegui mató una pelota con el pecho y de un giro la ubicó contra la base del poste derecho de Maximiliano Gagliardo.

Con el 1 a 1 el partido se abrió. Los cordobeses entendieron que no era imposible un triunfo y los de Lomas salieron decididos a no defraudar a su gente. Rápidamente Pedro Argañaraz invalidó una conquista de Jorge Córdoba por posición fuera de juego tras una excelente combinación entre «Maravilla» Olivares y Noriega. También lo tuvo el Verde cuando Gastón Guruceaga tiró un lindo chiche por la banda diestra y descargó con Rodrigo Castro que falló en su remate.

Aproximándose a la media hora de la complementaria llegó la tranquilidad para los de Nardozza. Una serie de rebotes dejó el esférico en los pies de Galeano quien aprovechó la tapada visión de Bailo por la multitud de jugadores y la guardó contra su palo izquierdo. Y a partir del 2 a 1 la contienda se cerró porque la visita abusó del pelotazo sin encontrar destino concreto y además los cambios ofensivos no surtieron efecto en el Gallardón.

Ganó Los Andes y superó una prueba de fuego tras el traspié en San Luis demostrando que no eran verdes y que ya habían madurado. Esa es la manera con la cual todo Lomas sueña despierto con un lugar en el Reducido y también con la posible vuelta a Primera.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*