RIVER PLATE 1 – HURACÁN 1: PASADOS POR AGUA

Por: Lautaro Castiglioni

River no puede ganar desde su vuelta de Japón. Otra vez el equipo de Gallardo se fue sin sumar de a 3 y se alejó considerablemente en la lucha por el título. Para colmo, otra vez comenzó ganando y no pudo sostener el resultado. El gol de Carlos Sanchez -en offside- ilusionaba a todo River, pero un horror defensivo le permitió a Daniel Montenegro estampar el 1-1 definitivo. Eduardo Dominguez continua invicto desde que asumió como DT del Globo.

Tras caer derrotado por segunda vez consecutiva, confirmarse el fichaje de Matías Kranevitter al Atlético de Madrid y prácticamente tener sellado el arribo de Miltón Casco a la institución, River recibía en su casa a Huracán. Los de Gallardo necesitaban los 3 puntos si soñaban con pelear el campeonato hasta el final del torneo, ya que consumado el triunfo de Boca, la diferencia era muy amplia entre unos y otros. Por su lado, Huracán llegaba tras golear por 5-2 como visitante en su estreno copero por Sudamericana y quería sumar puntos, vitales en su lucha por no descender.

Luego de un homenaje a los campeones del Metropolitano 75, aquellos que cortaron la sequía más grande en la historia del Millonario con 18 años sin títulos, River salió al campo de juego, bajo el aliento de su gente, para enfrentar al Globo. Arbitraje de Saul Laverni para dar marcha a este encuentro.

El partido comenzó siendo parejo, con el conjunto local buscando por el sector derecho por intermedio de Mercado-Sanchez, e intentando lo mismo desde la otra punta, bajo los pies de Gonzalo Martínez. Antes del cuarto de hora, River gritaría el primer tanto de la tarde-noche: Sanchez desbordó por la derecha y ante la salida de Marcos Díaz, colocó un centro alto, impactado por Gonzalo Martinez, y cuando parecía que el gol iba a ser del «Pity», Sanchez disputó la pelota con un defensor de Huracán, rozando el balón con su espalda. Finalmente, el gol fue de Sanchez, aunque cabe mencionar que a la hora de rozar la pelota, el uruguayo se encontraba en clara posición ilícita.

El gol catapultó al Millonario, que creció en juego y en dominio del partido. River seguía buscando, primero con un remate desviado de Martinez y luego con un bombazo de Vangioni que rompió el travesaño del visitante. Aunque, al igual que contra Estudiantes, River no concretaba sus acciones y dejaba con vida al rival.

Y de la forma menos pensada, el Globo llegaría al empate a los 41 minutos: en una salida desde el fondo, Marcelo Barovero jugó con Maidana. Maidana tocó para Ponzio, y este buscó jugar con Álvarez Balanta. Pero el pase de Leo fue con impresición, por lo que le regaló la pelota a Daniel Montenegro, quien con un sombrero al colombiano y un posterior remate, colocó el 1-1 para Huracán. En su peor momento, cuando menos lo merecía, el Globo conseguía la igualdad. De esta manera, nos ibamos al entretiempo con un sorpresivo 1-1.

El segundo tiempo comenzó siendo totalmente distinto al primero. Ya no había intensidad, donde River ya no atacaba con claridad por las bandas, y Huracán parecía conformarse con el empate obtenido. Apenas un remate de Rodrigo Mora, de un tiro libre, contenido por Díaz. La fórmula del ataque visitante pasaba por los contragolpes, buscando a «Wanchope» Ábila.

De esta vía y con una tijera, Ábila estuvo cerca de conseguir el segundo grito, pero Marcelo Barovero, bien parado, logró enviar el remate al córner. River no supo encontrar respuestas y soluciones a una defensa de Huracán bien colocada atrás, ahogándole las subidas. Para colmo, cerca del final, los grifos de la cancha se encendieron deteniendo el juego por unos minutos y complicando aún más las cosas.

Finalmente, fue empate. Este punto conforma más al equipo de Dominguez que al de Gallardo, ya que el Globo suma un gran punto de cara a su lucha por mantener la categoría, y River se alejó considerablemente de los puestos principales de la tabla (se ubica a 11 puntos de Boca, aunque adeuda un partido)