ESTUDIANTES (BA) 1 – COMUNICACIONES 2: QUIERO VALE CUATRO

Comunicaciones no afloja. El equipo de Eduardo Pizzo goza de un presente inmejorable y volvió a sumar de a tres. 4 triunfo al hilo que sirve para escalar posiciones en la tabla, engrosar el promedio y -más importante aún- recuperar la confianza perdida en muchos de los futbolistas. Esta vez, en Caseros, derrotó por 2-1 a Estudiantes con goles de Javier Vatter -quien además sufriría la expulsión- y Nahuel Estevez. El gol de Damián Castagno en contra no sirvió para que el equipo de Kopriva pueda hacer algo más que un descuento, y de esta manera dejó atrás una racha sensacional de 18 partidos sin conocer la derrota (primera caída del ciclo Kopriva).

En Caseros había promesa de buen futbol. Por un lado, el dueño de casa, Estudiantes, necesitaba de una victoria para no perderle pisada a Defensores de Belgrano y Brown de Adrogué, sabiendo que de no conseguir la victoria, muchos puntos lo separarían de la cima. El Cartero llegaba tras sumar por primera vez en todo el torneo 3 victorias de manera consecutivas. Y los chicos de Pizzo no querían cortar esta racha positiva, por lo que visitaban a su rival con un solo objetivo en la cabeza.

El arranque del juego estuvo encargado por Ignacio Lupani, quien desenvolvió la tarea de árbitro. Pero todas las promesas de buen juego armadas en la previa, fueron destruyéndose con el correr de los minutos. Ningún equipo lograba dominar, no había asociación entre los volantes, no se hilvanaban más de 3 pases seguidos.

Sin embargo, al minuto 23 llegaría la primer alegría de la tarde soleada: una desatención en el fondo del conjunto de Caseros le permitió a Javier Vatter quedar cara a cara con Ramiro Martínez, y el delantero -con mucha clase- definió por encima picando la pelota y colocando el parcial 1-0 para la visita. Del minuto 23 al minuto 47, no transcurrió absolutamente nada más. Llegabamos al descanso, con la mínima ventaja para el Cartero.

Buscando más peso en ataque, Kopriva mandaba desde el inicio del segundo tiempo a Diego Figueroa en reemplazo de Franco Montero. Y justamente el propio Figueroa sería protagonista de una polémica acción: a los 5, tras cabezazo del pelado delantero del Pincha, la pelota impactó en la mano de Agustín Cattaneo. Lupani, consideró la mano como casual y dejó continuar la jugada sin sancionar penal para el local.

Nuevamente a los 23 minutos, Vatter volvía a estar en boca de todos, aunque esta vez no por algún gol: por una falta que cortó un ataque rival, el árbitro le mostró su segunda tarjeta amarilla, y en consecuencia, la roja. Comunicaciones pasaba a jugar con 10 hombres a falta de casi 25 minutos. Pero por fortuna para Pizzo y compañía, Estudiantes se mostraba lejos de su buen nivel y no inquietaba de forma alguna a Fernando Otarola.

Los minutos corrieron y cerca del final, el Cartero volvería a sonreir: tras un centro desde la izquierda, Nahuel Estevez cacheteó la pelota para colocarla junto a un palo y decretar la diferencia de 2 goles en el marcador. A esa altura, faltando 5 minutos y por lo demostrado durante todo el partido por el Pincha, la sensación era que el cotejo estaba resuelto.

Quedaba tiempo para algo más: a los 47, de un tiro de esquina local, Damián Castagno -quien había ingresado en lugar de Barrionuevo- marcó un gol en propia puerta, esperanzando a todo el público que se había acercado al Ciudad de Caseros. Pero el tiempo se acabó, y Lupani señaló la mitad de cancha que desembocó en un grito eufórico de felicidad por parte de todo Comunicaciones.

Así, el equipo de Kopriva quedó lejos de los primeros puestos (a 7 puntos de Brown y a 8 de Defensores) y cortó con su racha de 18 sin ser derrotado. Por su lado, el Cartero volvió a ganarle al Pincha (lo había hecho por 1-0 en la primera rueda con gol de Lucas Banegas) y sumó 12 puntos de los últimos 12. Ahora, el equipo se ubica en la 13° posición y respira con más aire en la dura pelea por no descender a la Primera C.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *