RACING 2 – ARSENAL 1: TIENE EL OBJETIVO ENTRE «SAJA Y CEJAS»

En una emotiva jornada donde se homenajeó a Mario Agustín Cejas, glorioso guardameta campeón del mundo con el famoso equipo de José, la Academia lustró su chapa de candidato tras derrotar por 2 a 1 a la escuadra del Viaducto que no logra levantar cabeza en esta temporada.

No la pasó bien Racing en el primer tiempo. De hecho la primera situación clara del encuentro fue para Arsenal cuando apenas habían transcurrido algunos segundos desde el arranque. Pero en esa aproximación, Santiago Trellez, con todo el arco a su merced, terminó dejando la bola del lado exterior de la red. De a poco, los dirigidos por Diego Cocca, reaccionaron en Avellaneda aprovechando un buen pasaje de Francisco Cerro, Luciano Aued y la conducción intermitente del paraguayo, Oscar David Romero. Y fue en ese rato favorable para el local cuando Federico Lértora cometió una infracción sin pelota dentro del área grande que Diego Ceballos no dudó en castigar a los de Sarandí con un penal en su contra. Diego Milito fue el encargado de cambiar la pena máxima por gol y así, el dueño de casa, se puso en ventaja a los 17 minutos.

Sin embargo la Academia se relajó con el 1 a 0 y los errores defensivos eran un dulce para la ofensiva rival. Volvió a pasar sofocones el local pero Sebastián Saja se visitó de Agustín Cejas para ahogarle el empate a Fabián Muñoz con una sensacional volada que derivó en un tiro de esquina para los de Ricardo Caruso Lombardi. Claro que, de tanto ir, la parda para la visita estaba al caer y llegó en la jugada previa a irse al descanso cuando, Trellez, se elevó por encima de todos y conectó un córner para estampar el 1 a 1 parcial.

El segundo tiempo fue completamente distinto porque Racing salió decidido a ganarlo y, si bien tuvo momentos donde puso en peligro el resultado, fue más que su contrincante. Romero antes del minuto de la complementaria estuvo cerca con un exquisito remate desde afuera del área. Y luego Gastón Díaz de cabeza, tras centro de Gustavo Bou, pudo marcar la diferencia pero el esférico cayó en el techo del arco. Hasta que a la media hora, el ingresado Mariano Pavone, puso con su cráneo el 2 a 1 que sería inamovible en el marcador.

Cabe destacar que en la jugada previa al tanto del triunfo, Leandro Grimi, le arruinó con lo justo el festejo a Hernán Fredes en la enésima desatención defensiva del conjunto local. Como contrapartida, el autor del segundo tanto académico estuvo muy cerca de sentenciar la historia pero Esteban Andrada salvó con sus pies lo que hubiese sido la tercera caída de su valla.

Racing ganó otra vez en Avellaneda y se ilusiona con pelear el campeonato. Viene corriendo desde atrás, como en el 2014, y también sabe que tiene el objetivo entre ceja y ceja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *