INDEPENDIENTE 1 – DEFENSA 0: EL ROJO PRESIONA BIEN ARRIBA

Por: Marcelo Patroncini

El Rojo consiguió su quinto triunfo al hilo en el torneo local gracias un error del fondo rival producto de la presión ofensiva del elenco de Mauricio Pellegrino. De esta manera los de Avellaneda vencieron por la mínima diferencia al Halcón que mereció algo más en el Libertadores de América pero no pudo ante un oponente que anda en una dulce racha positiva.

La llegada de «Longaniza» Pellegrino a la dirección técnica de Independiente fue el cambio de timón necesario para que el club levante cabeza definitivamente y se prenda en la lucha por el título. Lejos de los puestos de vanguardia, la escuadra colorada no cedió ni un sólo punto de los últimos quince que disputó. Enfrente estaba Defensa y Justicia que llegaba con la tranquilidad de una clasificación a octavos de final de Copa Argentina pero conociendo su irregular presente en el torneo de Primera División.

Fueron los dirigidos por Ariel Holan los protagonistas del primer tiempo. Al minuto de juego lo tuvo Eugenio Isnaldo ingresando sin marca por el flanco izquierdo pero su remate salió apenas alto. Iban 5 cuando Ciro Rius cabeceó un tiro libre que desvió al córner, con lo justo, Diego Rodríguez. Incluso ya con el tanteador en desventaja siguió llevándose los flashes el Halcón porque Hernán Pellerano salvó en el área chica un remate cruzado y, por último, el travesaño le negó la conquista a un exquisito tiro libre de Rafael Delgado.

Como contrapartida, el local de a poco lograba hacer pie en el húmedo terreno de juego. Todo lo que podía generar pasaba por los pies de Jesús Méndez, figura indiscutida del encuentro. El ex Rosario Central avisó con un remate desde afuera en lo que fue la única acción de riesgo que el dueño de casa autogeneró en la etapa inicial. La otra, la que significó la apertura del marcador, tuvo responsabilidad compartida. Porque si bien es cierto que el Rojo, constantemente, jugó a presionar en la salida de su rival, también hubo cierta impericia en Ignacio Rivero que se dejó arrollar por el avance colorado. Así quedó servido el esférico para que Martín Benítez enfile hacia la meta, deje en el camino al arquero, y defina con todo el arco a su merced para estampar el 1 a 0.

La complementaria tuvo diversos condimentos. Lucas Albertengo pudo estirar de cabeza la diferencia mientras que Ciro Rius pudo conseguir el empate pero Silvio Trucco anuló la conquista por posición adelantada. El resto fueron acciones interesantes de uno y otro bando, ayudados por un arbitraje que no fue para nada bueno.

Independiente supo como cuidar el resultado y así continuar su sendero victorioso que lo acerca a los puestos de vanguardia. Sin lugar a dudas que falta mucho pero el Rojo está dulce, gana, y presiona bien arriba.