RACING CLUB 2 – TIGRE 1: UN AÑO DE COPAS

La Academia accedió a octavos de final de la Copa Argentina tras derrotar por 2 a 1 al Matador de Victoria en tierras cuyanas. De esta manera el conjunto dirigido por Diego Cocca, que llegó hasta cuartos en la Libertadores, logró el pasaje a una nueva fase para quedar a pocos peldaños de un nuevo título que todavía no reina en las vitrinas de Avellaneda.

San Juan fue el escenario para la resurrección de este Racing que, tras el receso, no encontró su juego en el torneo local. Sin embargo, y a pesar de algunas desatenciones, los de blanco y celeste pudieron levantar cabeza frente a un Tigre que arrancó esta semana para el olvido con una derrota frente a Quilmes.

La inesperada ausencia de Sebastián D´Ángelo en el arco de los de Victoria, producto del fallecimiento de su madre, obligó al DT, Gustavo Alfaro, a dejarle toda la responsabilidad al juvenil Fernando Lugo. El resto fueron todos titulares, a excepción de Sebastián Rincón, quien ocupó un lugar en el banco de suplentes por decisión táctica. No obstante, «Lechuga» tuvo que mover raudamente las piezas ya que Juan Carlos Blengio abandonó el campo de juego ni bien comenzó la contienda y en su lugar ingresó Erik Godoy.

La Academia se aprovechó del rompecabezas que debía armar el Matador, y desde el arranque arrinconó a su rival. La primera llegada al arco se produjo a los pocos segundos del pitazo inicial de Patricio Loustau. Y la apertura del marcador se dio a los 7 minutos de juego tras un gran pase de Francisco Cerro para Washington Camacho quien descargó para la entrada de Gustavo Bou que volvió a gritar un tanto con el elenco del sur bonaerense.

A partir del 1 a 0 favorable para Racing, el vencedor parcial se relajó mientras que Tigre salió decidido a conseguir el empate. Y los de Alfaro pudieron conseguirlo rápidamente por intermedio de Ernesto Goñi que sacó un buen remate cruzado aprovechando un fallida acción de su contrincante.

El 1 a 1 armaba el partido nuevamente. Federico González mano a mano con Sebastián Saja terminó quedándose sin ángulo para ampliar la ventaja, y luego, Diego Milito cara a cara con Lugo la mandó afuera. Sin embargo el guardameta del Matador desvió un buen tiro libre de Oscar Romero yotro intento desde afuera del área, hasta que a los 38 Leandro Grimi se encontró con una pelota boyando en el área grande para estampar el 2 a 1 que sería el resultado final.

Poco sucedió durante la complementaria. Tigre penó la falta de potencial ofensivo y se fue con las manos vacías de San Juan. Racing, en cambio, durmió el partido mientras sacaba pasaje a octavos y seguía de copas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *