RACING CLUB: DIEGO COCCA, EL TÉCNICO DE LOS ACIERTOS

«Prefiero perder con Independiente pero pelear el campeonato» fue una de las frases más recordadas que el entrenador espetó a pocos meses de haberse calzado el buzo de la Academia. Sin embargo, el tiempo le dio la razón, no sólo en este testimonio, sino en una serie de aciertos más que lo han impermeabilizado de cualquier crítica.

Diego Cocca firmó su contrato con el Racing Club el 16 de junio de 2014. Pasaron más de 400 días y los resultados conquistaron tanto a la hinchada como también a las estadísticas: en el último informe de la Coach World Ranking, lo ubicaron en el puesto número 38 a nivel mundial, por encima de eminencias como el famoso «Puto Amo», Louis Van Gaal.

El DT, cuestionado desde el arranque por su relación con Christian Bragarnik y el cúmulo de refuerzos que recalaron en Avellaneda, disipó los reproches con trabajo. Y no sólo la gente ofreció sus disculpas sino también muchos jugadores tuvieron que agachar la cabeza para luego darle la derecha al técnico.

Francisco Cerro fue uno de los primeros en enfrentarse por sentirse relegado, pero el tiempo le dio la razón a Cocca. La fatiga sería sinómino de recambio y el ex volante de Vélez se convirtió en una rueda de auxilio indispensable para el equipo. Incluso el mismo Diego Milito, ofuscado por un cambio, vio desde el banco de suplentes como Racing de todos modos lograba ganarle a Quilmes y encaminarse hacia el título.

«La gente criticó a Bou sin verlo jugar» arremetió desde el arranque el entrenador. Y la Pantera cambió resquemores por aplausos en muy poco tiempo. Incluso el ex atacante de Olimpo quedó como máximo goleador de la Copa Libertadores 2015. Otra apuesta ganada por el técnico de la Academia.

Sin embargo sus frases siguieron dando resultados positivos. «Confío a muerte en este plantel» sentenció tras aquél triunfo por 4 a 1 frente a Belgrano en Córdoba; y no falló. Racing, después de aquél 28 de septiembre, hilvanó una serie de ocho triunfos, un empate y una derrota para alzarse con el Torneo de Transición 2014. Fue ahí cuando el DT elogió a sus jugadores una vez más y alimentó el ego de ellos diciendo que «el plantel tiene unos huevos grandes como este estadio».

Entonces arrancó el 2015, peleando en el ámbito local y dejando una imagen maravillosa dentro de la Copa Libertadores. Eliminados en cuartos de final por Guaraní de Paraguay, el Cilindro de Avellaneda ovacionó a los gladiadores que cayeron de pie.

«Llegamos hace un año y no sabíamos si íbamos a durar cuatro fechas. Hoy le jugamos de igual a igual a cualquiera» cerró Cocca tras la eliminación demostrando que la Academia enderezó su rumbo para dejar en alto la grandeza de la entidad.

Pero cuando las críticas quisieron adueñarse tras una dura caída frente a Newell´s en Rosario después del receso, el entrenador una vez más expuso con sus declaraciones que su visión del fútbol es incuestionable. Así fue como, previo al cotejo frente al Verde de Junín, advirtió que está «convencido de que vamos a cambiar la imagen y la actitud ante Sarmietno». El resultado fue contundente: otro triunfo para los de Avellaneda.

El correr de las fechas seguirá cuestionando y, la libertad de expresión, permitirá que cualquiera pueda opinar sobre un cambio mal hecho, un planteo errado, o una incorporación que no haya dado sus frutos. Lo cierto es que el tiempo, hasta el momento, le ha dado la razón a Diego Cocca en Racing. Bienvenido sea el técnico de los aciertos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *