BOCA JUNIORS 2 – QUILMES 1: EL SABOR DEL REENCUENTRO

En la tarde donde volvió Carlos Tévez, Julio César Falcioni y el público local a la Bombonera, el Xeneize derrotó por 2 a 1 al Cervecero con un tanto de Sebastián Palacios y una obra de arte de Jonathan Calleri.

El primer tiempo en sí fue mediocre. Algunos destellos del «Apache» lograron encender al público pero, Boca, se mostró inconexo en sus líneas frente un Quilmes que, durante toda la contienda, dependió de lo que pudo aportar Alexis Canelo. De hecho la apertura del marcador llegó por un desafortunado rebote de Walter Benítez que dio en los pies de Palacios. Así el ex atacante de Arsenal de Sarandí sólo tuvo que empujar la bola hacia la red con todo el arco a su merced.

La visita, a pesar del 1 a 0 en contra, se arrimaba hasta la valla de Agustín Orión pero mezclaba la falta de olfato goleador con un par de situaciones claras que terminaron en posición adelantada. Claudio Bieler, muy retrasado para ir a buscar el esférico, peleó más de lo que asustó. Mientras tanto, en el área opuesta, tampoco pasaba demasiado y solamente un cabezazo de Daniel Díaz pudo significar la segunda conquista para los de Rodolfo Arruabarrena, pero no lo fue.

En la segunda mitad, el dueño de casa salió decidido a liquidar el pleito cuanto antes. En los primeros cinco minutos Tévez contó con dos ocasiones de peligro pero la primera se la opacó Benítez y la otra el travesaño. Sin embargo el segundo grito para Boca no tardó en llegar ya que a los 7, Calleri, deleitó a propios y extraños con una rabona que ingresó de emboquillada dentro del arco quilmeño.

Estaba todo dado para que los de Arruabarrena continuasen floreándose pero el Cervecero descontó rápidamente gracias a un cabezazo de Canelo y le aportó suspenso al desenlace de la contienda. Y si bien la visita ni siquiera estuvo cerca del empate, el local tampoco pudo estirar la diferencia. Claro que pudo hacerlo e incluso hubiese sido merecido. Pero el horizontal le negó el grito a Daniel Díaz que de chilena quería pelearle a Calleri el gol de la fecha.

Finalmente Boca ganó 2 a 1 y se reencontró con la punta que se la había arrebatado provisoriamente, San Lorenzo de Almagro. También volvió Tévez que coqueteó con el arco rival pero no pudo vulnerarlo. Y además regresó Falcioni que recibió el reconocimiento de la gente con aplausos. Pero entre tanta dulzura, el sabor amargo se lo llevó Quilmes que sumó su cuarta caída en las últimas cinco presentaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *