Partidos del día de hoy
  • [ SuperLiga 2018 ] River Plate - Defensa y Justicia

PLATENSE 1 – ACASSUSO 0: APLAUDALÓ, SEÑOR APLAUDALÓ

De Primera. Así jugó el Calamar. A puro chiche, a un sólo toque, dejando el alma en cada pelota y apostando más al lujo que a sellar el resultado en la tarde de Vicente López. Así, el Marrón, derrotó por la mínima diferencia al Quemero de Boulgone y se acomoda entre los equipos que pelean por un lugar en el octogonal.

Platense lo ganó tanto en un arco como en el otro. Porque Ezequiel Mastrolía fue fundamental para frenar los pocos pero peligrosos embates de Acassuso. Mientras que en ofensiva Diego Romero y Pablo Miranda deleitaron al público y enloquecieron por las bandas, al fondo rival, para generar constante riesgo sobre el área de Nicolás Angellotti.

Al cuarto de hora, el arquero del Quemero le sacó por encima del travesaño una oportunidad inmejorable al “Pájaro” Miranda tras un gran desborde de Walter Ortíz. A esa altura, el Calamar ya merecía plasmar en el marcador la diferencia de actitud que mostraban dentro del campo de juego. Sin embargo, y de manera inesperada, llegó una infantil infracción sobre Juan Pusnar dentro del rectángulo mayor por el cual Martín Gonaldi no dudó en sancionar la pena máxima. Pero Alejandro Friedrich no pudo transformar el penal en gol porque Mastrolía logró desviar la trayectoria del esférico para dejar con vida a los dirigidos por Fabián Anselmo.

Instantáneamente Platense tuvo su revancha con un tiro libre de Romero que le dio mucha rosca al primer palo de un Angellotti que, con esfuerzo, pudo mandar la pelota al tiro de esquina. Y el Marrón seguía floreándose en Vicente López con lujos pero sin goles hasta que, a los 29 minutos, y tras una espléndida jugada colectiva, Agustín Palavecino anotó el único tanto del encuentro.

La fortuna para el Quemero venía esquiva. Incluso cuando, en el comienzo de la segunda parte, Mastrolía tuvo que volar para evitar que Gastón Sánchez igualase desde afuera. Con el correr de la complementaria el rendimiento de ambos fue mermando y los cambios no surtieron efecto, a excepción del ingreso de Manuel Capasso que, en la primera que tuvo, le generó un dolor de cabeza al conjunto local.

Acassuso cayó por 1 a 0 y cortó así un invicto de tres encuentros que lo acercaba al Reducido. En cambio, Platense, sin pasar sobresaltos, y a pesar de la escueta diferencia, consiguió su segundo triunfo al hilo que lo deposita entre los clasificados al octogonal. Pero el verdadero triunfo para los de Anselmo fueron los pasajes de un fútbol digno de pararse, y aplaudir.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*