COPA AMÉRICA CHILE 2015 | ARGENTINA 6 – PARAGUAY 1: LOS SEIS A LA FINAL

Los seis goles de Argentina a Paraguay metieron a la albiceleste en la definición de la Copa América 2015 de este sábado ante Chile y dejó una imagen aplastante ante un rival claramente inferior que sólo se hizo fuerte sobre el final del primer tiempo. La selección de Gerardo Martino fue dominante, contundente y letal a la hora de definir, quizás la deuda pendiente durante toda la competencia en donde en cuatro partidos había convertido la misma cantidad de goles pero en el quinto se despachó con seis. Messi, Pastore y Di María se lucieron y el equipo acompañó a esta obra de arte de nuestras figuras.

La importancia de la Pulga fue clave en el juego celeste y blanco en el primer tiempo. Y Pastore lo entendió a la perfección. Tal vez, Martino encontró la dupla de mediocampo que el «país» necesitaba para la conducción del seleccionado. Primero, el jugador de Barcelona le colocó desde un tiro libre al corazón del área para la definición de zurda de Rojo y después le cedió un pase magistral al Flaco del PSG para un segundo gol con remate cruzado y bajo. El dominio continuó y se pudo aumentar con una pelota parada del diez. La albirroja reaccionó sobre el final de la primera etapa, aprovechó un error defensivo en la salida y Lucas Barrios clavó un zurdazo a la red de Chiquito Romero. Eso asustó un poco pero la historia cambiaría al principio del complemento.

Para callar a los fantasmas del debut (2-2 frente a los paraguayos), Di María definió al comienzo del complemento con una jugada de toques y toques que empezó Messi, continuó Pastore y terminó el fideo. El 3 a 1 le dio la tranquilidad necesaria para relajarse y aniquilar al rival. Pocos minutos después, la Pulga encaró y pasó, Pastore remató y Di María la empujó en el centro del área. La goleada ya transformó las tribunas en una fiesta mayor todavía. El capitán hizo todo bien pero le faltó ese gol que tanto le piden. A veces no hace falta convertir para ser el mejor y otra vez lo volvió a demostrar. Aguero e Higuain le pusieron varias frutillas a este postre que se comió con seis cucharitas y con una fiesta futbolística. La defensa cumplió salvo en aquel error en el descuento de los dirigidos por Ramón Díaz, el mediocampo fue pura furia con un prolijo y condicionado -por su amarilla ante Colombia, Mascherano y con Pastore y Messi en su mejor versión; y una delantera letal con Di María, que volvió al gol y un Aguero, que marcó otro tanto para dar su presente.

Una actuación perfecta con un sólo sobresalto. Un equipo que tiene una idea de juego clara y que poco a poco se gana a cada vez más  hinchas. Esta selección convence, muestra su repertorio futbolístico en su mayor expresión y esta noche llegó lo más importante que tiene este deporte tan hermoso: el gol. Y vinieron por seis, seis que viajan derecho a Santiago de Chile para la gran final esperada por todos: Argentina vs. Chile.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *