ARGENTINA 2 – PANAMÁ 2: NO HAY CORREA QUE LO PARE

Correa festeja su segundo gol, que lo ponía en ventaja (FOTO: fifa.com)

En el encuentro que abría el grupo B del Mundial Sub 20, la selección Argentina igualó 2 a 2 frente a su par de Panamá. Ángel Correa, quien tuvo un encuentro muy bueno y fue el mejor jugador de su equipo, puso dos veces en ventaja al conjunto albiceleste, mientras que Jhamal Rodríguez y Fidel Escobar marcaron los goles para los caribeños.

Los dirigidos por Humberto Grondona presentaron un equipo muy ofensivo con nombres como: Correa, Alejandro Romero Gamarra, Tomás Martínez, Leonardo Rolón y Giovanni Simeone. Y este poderío ofensivo, más los volantes y laterales que se sumaban al ataque, rápidamente daría sus frutos, ya que a los 14 minutos de la primera etapa, el ex San Lorenzo, Correa, fue el encargado de poner el 1 a 0 después de una buena jugada entre él y el volante de River, Martínez. Pero la alegría le duró poco al seleccionado nacional. A los 19, el «10» panameño metió un terrible zapatazo, desde 30 metros, que se colgó del ángulo izquierdo de Augusto Batalla, que no pudo hacer nada para evitarlo. Panamá abusó de los remates de larga distancia durante todo el encuentro.

La Argentina era muy peligrosa de tres cuartos hacia adelante. Correa se cargó el equipo al hombro y eludió a cada jugador rival que se le acercaba, además metió pelotas fundamentales. A los 39, asistió a Romero Gamarra, que fue derribado por Jesús Araya dentro del área; pero el árbitro entendió que fue afuera, y señaló tiro libre al borde de la misma. L. Rolón se hizo cargo, y su remate se desvió en un contrario y se estrelló en el travesaño. A pesar del muy buen ataque, la albiceleste no tenía seguridad en el fondo, y a veces quedaba muy desprotegida. Se veía que Panamá la iba a complicar durante toda la tarde neozelandesa.

A los 2 minutos del complemento, los de América Central casi se ponen en ventaja, cuando Carlos Small exigió al máximo al arquero Batalla, que se tuvo que estirar abajo para contener el balón. A los 15, Correa, casi pone en ventaja a su equipo con un remate que se fue muy cerca. 5 minutos más tarde, el técnico Humberto Grondona ya había realizado los tres cambios (Espinoza x Romero Gamarra, Cubas x Suárez y Pavón x Buendía), que le dieron más explosión al equipo.

Argentina tuvo varias como para ponerse en ventaja, de la mano de Tomás Martínez, Simeone y Monteseirín. Pero a los 34, un despeje de un defensor argentino, le cayó a Espinoza, que punteó ante la salida del arquero Jaime De Gracia, y le quedó a Correa para que la empuje al fondo del arco, y convertirse en el primer argentino en convertir un doblete en el debut de un mundial juvenil. El jugador del Atlético de Madrid estaba imparable. Incluso pudo haber aumentado el marcador, pero sus remates se fueron cerca.

Y a los 38, justo en el mejor momento de la albiceleste, Small lo vio a Escobar, y este metió un derechazo fuerte que venció la resistencia de Batalla, para poner el 2 a 2 definitivo. Los dirigidos por Grondona fueron claros superiores, pero pudieron haber perdido el encuentro, pero Small desperdició un inexplicable mano a mano, tras un error defensivo.

La Selección Argentina mostró una semejanza a lo que había mostrado en el Sudamericano disputado en enero, en Uruguay. Juega al golpe por golpe. Apuesta a hacer más goles de los que le hagan. Este pudo haber sido su error, ya que al haber sido el partido (probablemente) más accesible del grupo, se le complicó bastante, en especial, en defensa. Por suerte, Grondona ya podrá contar con Emanuel Mammana para reforzar la zaga central cuando el próximo martes enfrente a Ghana, desde las 4:00 de la mañana (hora argentina).

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*