Huracán aprovechó la chance de penal ante Platense y volvió a ganar después de 15 partidos

Foto: @caplatense

El Globo, con el tanto de Matías Cóccaro desde los once pasos, se impuso por 1-0 al Calamar y sumó tres puntos vitales para la permanencia.

Después de 85 días, el paso de dos directores técnicos, y varios conflictos internos, Huracán volvió a tener una sonrisa. Es un desahogo, claramente. Porque en un partido cerrado, donde pasó poco, apareció el VAR para sancionar una pena máxima que aprovechó el Globo para poner el 1-0 sobre Platense para regresar al triunfo después de 15 encuentros.

Y en un duelo de bajo vuelo, la tecnología fue importante al intervenir. Los dos equipos estuvieron plagados de imprecisiones. El Calamar intentó ser más prolijo con la pelota, pero fallaba cuando cruzaba la mitad de cancha. De hecho, solo Nicolás Castro exigió a Lucas Chaves que envió el balón afuera.

El conjunto de Parque Patricios, en cambio, era más directo. Muchos pelotazos, pocas respuestas. Aunque, estuvo cerca del arco de Ramiro Macagno que contuvo los remates de Matías Cóccaro (también tuvo un cabezazo que pasó cerca) y Juan Gauto.

El complemento siguió con la misma tónica, hasta que apareció el VAR. Desde la cabina llamaron a Andrés Merlos para que revisara una falta de Ignacio Vázquez sobre el delantero uruguayo. El árbitro, finalmente, terminó convalidando la infracción. Nicolás Cordero se hizo cargo y Macagno le adivinó la intención. Pero, una vez más llamaron desde Ezeiza y advirtieron el adelantamiento del arquero. Hubo cambio de ejecutante, fue Cóccaro y no falló.

El local tuvo que salir a buscar el empate. Martín Palermo movió el banco y mandó a la cancha a Vicente Taborda, quien intentó hacerse dueño de la pelota. Sacó dos disparos que uno sacó el guardameta y otro pasó por al lado del palo. Nada más. La visita, aferrado a la ventaja, se replegó.

Huracán aprovechó la chance de penal, volvió a conseguir una victoria después de 15 duelos y sumó para mantener la esperanza de la permanencia. Además, es la primera con Diego Martínez como entrenador. Platense dejó pasar la oportunidad de acercarse a los puestos de copas.

Acerca de Lautaro Romano 1703 Articles
Nació en noviembre de 2001 en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en la previa de una final intercontinental de Boca. Con la pelota bajo su brazo, transitó el camino hasta encontrar la pasión por el deporte. Aliado del teclado y de la profesión.
Contacto: Sitio web