GUILLERMO BROWN: MARTÍN ROLLE, EL REGRESO DEL HIJO PRÓDIGO

Foto: @BrownDeMadryn

Por: Marcelo Patroncini | agosto 23, 2021


Se fue del club allá por 2003 cuando La Banda aún jugaba los viejos torneos del Argentino B. Otra entidad de La Patagonia había posado sus ojos en él y así comenzó la enorme carrera de Martín Rolle que hoy, a los 36 años, lo encuentra de regreso en Puerto Madryn para gastar sus últimos cartuchos como profesional transpirando la camiseta de Guillermo Brown.

Nació en Rosario pero sus primeros pasos se dieron en el sur de la República Argentina. Chubut le abrió las puertas a este santafesino que la rompió en el Nacional B y aún más en Primera División cuando tuvo su chance con Olimpo de Bahía Blanca. Uno de los grandes del fútbol le dio su oportunidad un rato más tarde: San Lorenzo de Almagro.

Petiso, intrépido, de gran pegada, con olfato goleador. A Rolle le sobraban características. Fue campeón con Arsenal de la Copa Argentina y, tras ello, Europa vino a por él. Varios años en Grecia, un paso por el ascenso de Italia, y el olvido de la prensa local hicieron que su nombre pase a segundo plano.

Sin embargo, fiel a sus palabras y a sus sentimientos, el atacante regresó al país y no dudó en ponerse a las órdenes de su primer gran amor. Actualmente en la segunda división, lejos de esas canchas carentes de césped de lo que hoy sería el Regional Amateur, Guillermo Brown volvió a recibir con los brazos abiertos a uno de sus tantos hijos pródigos. Martín Rolle, con 36 años y aún con hilo futbolístico su carretel, se convirtió en jugador de La Banda.

🤞 Subscribite al Newsletter y recibí la revista semanalmente