GREMIO (BRA) 1 – BOTAFOGO (BRA) 0: ORDEN Y PROGRESO

Gremio se impuso por la mínima ante Botafogo en un partido bien caliente, desató la locura de las más de cincuenta mil personas presentes en Porto Alegre y alcanzó las Semifinales de Copa Libertadores por octava vez en su historia. El duelo entre brasileños terminó definido por un argentino, Lucas Barrios convirtió de cabeza el gol que fue única diferencia en la serie. El Tricolor buscará una nueva final midiéndose ante Barcelona de Guayaquil.

El imponente Estadio Arena do Gremio de Porto Alegre, Brasil, abrió sus puertas para cerrar una de las cuatro llaves de Cuartos de Final en esta Copa Libertadores 2017. Con cada sector habilitado repleto de hinchas saltó al campo de juego el Grêmio Foot-Ball Porto Alegrense, con la obligación de imponerse como local ante el también tradicional Botafogo de Futebol e Regatas. Dos equipos muy importantes del siempre atractivo fútbol brasilero en búsqueda de un lugar en semis, días después de empatar cero a cero en un discretísimo cotejo disputado en Rio de Janeiro.

Gremio, hoy dirigido por Renato Portaluppi, tiene en sus vitrinas dos Libertadores. La última de ellas en 1995, y desde 2009 no lograba meterse en los cuatro mejores equipos de la competencia. Por su parte el Botafogo de Jair Ventura registra una semifinal como mejor antecedente en este torneo, allí en 1963.

El trámite del partido fue muy parecido al que abrió la llave, rispideces en el mediocampo y buen control de balón hasta las respectivas zonas de peligro, donde aparecían las lagunas. Con el correr de los minutos Botafogo fue creciendo inclinando levemente la balanza a su favor. El Fogao logró la primera nítida de riesgo, Bruno Silva encuentra el balón suelto en el área y con un gran taco fuerza la reacción de Marcelo Grohe; Rodrigo Lindoso captura el nuevo rebote pero su shot termina desviado a córner.

El Tricolor no encontraba caminos para romper la aceitada defensa visitante, apenas un par de zurdazos desviados de Fernandinho lo acercaron a la portería defendida por Gatito Fernández. Por su parte Botafogo resultó mucho más peligroso en lo que quedó de primera mitad, Roger reventó el travesaño con un gran derechazo desde fuera del área y el golero Marcelo Grohe contuvo bien el picante tiro libre del marcador de punta izquierdo Victor Luis.

Ya en el complemento fue Gremio quien tomó las riendas del partido, por primera vez en la noche. De arranque Michel ganó en las alturas y forzó la gran reacción de Gatito Fernández, que manoteó a córner. Al minuto 17 llegaría la jugada clave de la serie; Edilson ejecuta con maestría un balón quieto en el sector derecho, la pelota cruza al palo contrario y allí Lucas Barrios gana perfecto la posición, ante Matheus Fernandes, para meter el fulminante cabezazo que explotó a espaldas de Gatito. Uno a cero Gremio gracias al delantero nacido en San Fernando, Provincia de Buenos Aires.

La conquista tumbó al Fogao y agrandó al Tricolor, la media hora que quedó de partido se consumió casi sin darnos cuenta; mucha fricción producto de la impotencia visitante y un conjunto local que nada hizo para agilizar el trámite.

Venció Gremio y es semifinalista de la Libertadores por primera vez desde 2009, donde cayó a manos de Cruzeiro. El Tricolor es el único conjunto brasilero en competencia, ahora deberá medirse ante el sorprendente Barcelona de Ecuador para aspirar a jugar su quinta final. En dos fue campeón (1983 ante Peñarol y 1995 frente a Atlético Nacional) mientras que cayó derrotado por Boca en 2007, su último antecedente.

Acerca de Nicolás Ziccardi 8025 Articles
El fútbol a sol y sombra. Nostálgico de los grandísimos artistas que brillan con el balón. Maradoniano. Corriendo siempre detrás de la pelota.