GOLEADA CERVECERA Y APRETADA DE LA BARRA

Foto: Prensa Quilmes

Por: Diego Astorga | agosto 2, 2021


Quilmes estiró su racha como visitante y superó a Gimnasia en Mendoza en un duelo clave por el ascenso. El Cervecero se anotó una goleada como visitante, le descontó puntos al líder Almirante Brown y quedó en el tercer lugar a dos puntos de la Fragata.

La derrota caló hondo en el Parque y en el entretiempo un grupo de barras irrumpió en el vestuario del Lobo y apretó a sus jugadores y dirigentes lo que provocó la renuncia del presidente Fernando Porretta. El entrenador Diego Pozo también tomaría la misma decisión. Se vienen horas decisivas en el Blanquinegro.

En cuanto a lo futbolístico, Quilmes hizo todo el gasto en los primeros 45 minutos. Se puso rápidamente en ventaja con una genial jugada preparada que dejó a Moreno frente al arco y no perdonó para abrir el marcador con menos de diez minutos en el reloj.

El Lobo no se pudo recomponer de ese gol tempranero y dejó que Quilmes se animara en cada ataque. A los 30 minutos la visita festejó de vuelta con un pase de Calello para el ingreso de Bonetto que venció al arquero Giménez y anotó el segundo. Y no todo quedó ahí porque cinco minutos más tarde, Pons remató de forma magistral para gritar el tercero del Cervecero.

El complemento estuvo de más y Quilmes cuidó la diferencia y el Lobo nunca pudo reaccionar.Tras la derrota se vivieron hechos lamentables en el vestuario local que precipitó la renuncia de su presidente. El Lobo quedó en el quinto lugar y con un futuro incierto en lo institucional. Quilmes sigue en carrera y a la caza del líder Almirante Brown.

🤞 Subscribite al Newsletter y recibí la revista semanalmente