GODOY CRUZ 1 – SAN LORENZO 3: CICLÓN DE TIKI TIKI

Por los octavos de final de la Copa Argentina, San Lorenzo jugó un gran partido y venció por 3 a 1 a Godoy Cruz, en Lanús. Martín Cauteruccio, Sebastián Blanco y Fernando Belluschi convirtieron los goles del Ciclón, mientras que Ángel González había descontado para los mendocinos, que terminaron con nueve hombres por las expulsiones de Diego Viera y Jaime Ayoví. De esta manera, los Azulgranas esperan en cuartos de final por Racing o Gimnasia de La Plata

Antes del parate por las eliminatorias para el mundial de Rusia, los Cuervos habían superado por 2 a 1 a Atlético Rafaela, aunque su funcionamiento había dejado algunas dudas. Por su parte, los bodegueros habían derrotado a Unión de Santa Fe también con el mismo resultado.

Desde el minuto 0, los dirigidos por Diego Aguirre fueron los que tomaron la iniciativa. Con muy buena circulación de pelota, encontró rápidamente los espacios para herir a su rival. Tanto fue así que a los 12 minutos, Cauteruccio, tras varios toques entre sus compañeros, culminó la jugada con un derechazo que venció a Rodrigo Rey para estampar el 1 a 0. Pero los de Boedo continuaron con esa mentalidad, y Blanco, que había iniciado la jugada, la terminó tras un centro de Marcos Angeleri con un remate cruzado que se metió al fondo del arco para poner el 2 a 0 a los 22. Pero los dirigidos por Sebastián Méndez, 60 segundos más tarde, González aprovechó un pase filtrad para definir ante la salida de Sebastián Torrico para descontar. Si bien el Tomba se acercó en el resultado, no pudo volver a complicar al Ciclón, que al contrario, continúo generando ocasiones. Nicolás Blandi dispuso de dos clarísmas, pero no estuvo preciso, y solamente por eso, al entretiempo se fue 2 a 1.

En el complemento, los de Mendoza se adelantaron en busca del empate, aunque el fondo siguió generando muchas dudas. De hecho, a los 11, el Cuervo aceleró un poco y terminó por liquidar el partido. Centro de Blanco desde la izquierda, y Belluschi apareció sólo por atrás de los defensores, y de cachetada, puso el 3 a 1. De ahí en más, el Azulgrana supo regular, movió algunas piezas, y empezó a tocar para evitar un mayor cansancio, ya que se le viene un mes ajustado. Pero ese toqueteo hizo que el Bodeguero se desesperara y empezara a repartir patadas, y que en 120 segundos se le esfumara toda esperanza existente. Primero fue Viera, que le metió un patadón a Beluschi adentro del área, que Pompei sancionó con expulsión, pero cobró la falta afuera, insólitamente. Después fue Ayoví, que había ingresado por Henrqiuez, el que vio la misma tarjeta por levantar por el aire a Néstor Ortigoza con una patada de atrás.

Si bien ocurrieron algunos disturbios entre los jugadores, el partido pudo terminar de una manera, dentro de todo tranquila. Con el pitazo final, los jugadores del Tomba se metieron en el tunel, y quisieron esperar ahí a los rivales, hasta que fueron quitados por la policía. Por su parte, San Lorenzo festejó el triunfo, y es el único equipo en las tres competencias. Su juego cada vez es mejor, y continúa en la lucha de todos los frentes.