Estados Unidos y Gales no se sacaron diferencias y empataron en su debut mundialista

DOHA, QATAR - NOVEMBER 21: Gareth Bale of Wales celebrates after scoring their team's first goal via a penalty during the FIFA World Cup Qatar 2022 Group B match between USA and Wales at Ahmad Bin Ali Stadium on November 21, 2022 in Doha, Qatar. (Photo by Clive Mason/Getty Images)

Apenas se realizó el sorteo del mundial, ya se sabía cuál iba a ser, en los papeles, la lucha por la segunda ubicación del grupo B: Estados Unidos y Gales se enfrentarían para saber quien iba a acompañar a Inglaterra a la segunda fase de la Copa del Mundo.

Y aunque se preveía un encuentro más parejo, fue todo lo contrario: Estados Unidos comenzó teniendo el control del esférico y jugando en campo rival, mientras que la selección galesa se recluyó, con sus líneas bien juntas esperando acertar algún contragolpe.

A pesar de disponer de las acciones más importantes, los norteamericanos no lograban acertar en los metros finales. Recién a los 35 minutos del primer tiempo pudieron romper el cero en el marcador gracias a una gran jugada individual de Pulisic que dejó solo a Weah (hijo del recordado George Weah) para que defina frente a la salida del arquero galés.

Pero el segundo tiempo fue una sombra de lo sucedido en los primeros 45 minutos: Estados Unidos se replegó en el campo de juego, y Gales se aprovechó de esa situación para inclinar la cancha a su favor. Garreth Bale y sus compatriotas iban constantemente, pero fallaban en ¾ de cancha: chocaban con su deficiencia a la hora de convertir y contra Matt Turner, arquero norteamericano que mantuvo su valla en cero luego de un cabezazo a quemarropa desde el borde del área chica.

Con el correr de los minutos, ambas selecciones comenzaron a acusar recibo del esfuerzo y del cansancio; pero fueron los dirigidos por Gregg Berhalter los que acomodaron mejor en los últimos 15 minutos del encuentro. Bale, emblema y figura de la selección galesa, había tenido muy poca participación durante casi todo el encuentro; pero a falta de 10 minutos para la finalización del encuentro, recibe una falta dentro del área grande que cambio por gol para poner tablas en el marcador y dejar el encuentro abierto a cualquiera.

En los últimos minutros del encuentro, ambas selecciones se conformaron con el empate y ninguna quería arriesgar de más; quizás por su estilo de juego Estados Unidos mantuvo el control del balón, pero sin traer demasiado peligro al arco defendido por Wayne Hennessey.

Gales enfrentará a Irán mientras que los norteamericanos tendrán una parada difícil contra el candidato Inglaterra.

Acerca de Matias Miano 169 Articles
Nació en febrero de 1982 con una pelota pegada al pie. Jugó toda su vida al fútbol. Antes de ser anotado en el Registro Civil, ya le decían «Tute». Gran asador. Fanático de La Renga. Virtuoso de la escritura. Por gente como él no es necesario ser periodista; sólo se necesita tener pasión por algo.
Contacto: Sitio web