ENRIQUE WOLFF, SIMPLEMENTE FÚTBOL – PARTE II

Sin lugar a dudas, por trayectoria como futbolista y carrera como periodista, conductor y comentarista en los grandes medios, Enrique Wolff es palabra más que autorizada para abocarse a algunos temas como los hablados en su entrevista con Vermouth Deportivo. En esta segunda y última parte, el análisis de Lionel Messi y otras grandes figuras del fútbol mundial, el crecimiento constante de España y su recuerdo del Mundial 1974, con la sensatez y precisión que tan bien sabe brindar Quique:

 

Para el periodista y conductor, no hay dudas que Messi es el mejor del mundo en la actualidad. De esta manera lo expresa: “Leo es el mejor del mundo en este momento y desde hace un tiempo lo viene siendo. Ha demostrado que es el mejor del mundo pero eso no significa que tengamos que ponernos en una escalera de comparación. Yo no viví la época de Alfredo pero estuve en Madrid y todo el mundo te hablaba de él. Después sí viví la de Pelé, me parece que fue el más grande. Después viví la de Johan Cruyff muy de cerca, jugando contra él y me pareció que en ese momento era el mejor. Después vino la de Diego, que no tengo ninguna duda que fue el mejor del mundo en su etapa. Y después podemos ir eligiendo, para mí la del gordo Ronaldo, alguna de Zidane y ahora es la de Messi. No hay dudas de esto, Cristiano es un excelente goleador pero a comparación de Leo no hay alternativas. No hago una escalera como algunos que arman una historia que te preguntan “¿cuál es mejor, Messi o Maradona?” y yo les explico que no hay que comparar. Muchos te dicen que Maradona es mejor porque ganó un Mundial, entonces yo les digo que, de ser así, perdieron porque Pelé ganó trés. Messi ganó 5 balones de oro, después está Cristiano con la misma cantidad, y después hay tres jugadores que ganaron tres que son Van Basten, Platini y Cruyff y ninguno de estos cinco fue campeón del mundo, entonces que decimos, ¿que éstos no sirven?”

 

Por haber jugado durante 5 años en España (Las Palmas y Real Madrid), más allá de su constante seguimiento por el fútbol mundial, así analiza Wolff a La Roja durante los últimos años: “España no se reinventó, el proceso de España empezó con Luís Aragones. Ahí se dejó de lado la Furia Española para empezar algo que él lo llamó el Tiki-Tiki y lo cargaban pero gana la primera Eurocopa que hasta ahí no podía ganar. Después toma el equipo Vicente Del Bosque que siempre fue alguien que, para aquellos que no lo vieron jugar, tenía las ideas de un Busquets: jugaba en la mitad de cancha, era alguien alto pero con amplias posibilidades técnicas para jugar y como él jugaba le gustaba que sus equipos jueguen. Fue campeón con el Real Madrid, ganó Champions con el Real Madrid y cuando tomó la Selección siguió de la misma manera y España consiguió, no sólo el campeonato Mundial, sino otra vez la Eurocopa. Se fue Vicente porque ahora los tiempos dan para todo, y el equipo sigue la misma línea. De pronto pueden jugar con o sin delanteros porque Lopetegui está probando, sobre todo en los últimos partidos, pero no renuncia a la idea. Es un equipo para tener en cuenta en el Mundial como varios otros”.

 

Quique Wolff vistió la camiseta de la Selección en 27 encuentros, incluyendo la Copa del Mundo de Alemania 1974, donde fue capitán de la Albiceleste. Y así recuerda la experiencia vivida en aquel Mundial: “El recuerdo es que podríamos haber tenido otro camino. Fue complicado también, era una época muy especial. Nosotros nos clasificamos después que Argentina no había entrado al Mundial anterior, con Enrique Omar Sívori como entrenador que había hecho un gran trabajo arreglando la Selección. Nos clasificamos y, por problemas con la directiva, se fue. Y cuando se fue, llegó el Mundial. Teníamos 3 técnicos: el Polaco Cap, Victor Rodriguez y José Varacka. Y fuimos a un campeonato donde nos tocó un mal fixture de la segunda ronda, que por esa época se jugaban en dos rondas. Nos clasificamos en la primera y en la segunda teníamos que jugar con Holanda, Brasil y Alemania. Tuvimos la mala suerte que nos tocó en el primer partido con Holanda, que era realmente una máquina. Cruyff comandaba todo, era un equipo impresionante que ya nos había ganado en una gira previa 4-1, nos vuelven a jugar y nos ganan 4-0 y ahí nos caemos. Yo creo que si nos hubiese tocado Alemania primero, que posiblemente le ganábamos, y el segundo Brasil, que el que jugamos fue muy parejo, nosotros seguramente hubiésemos jugado por tercer y cuarto puesto. Pero quedamos 8°, fue una gran experiencia vivida”.

Acerca de Lautaro Castiglioni 4771 Articles
Nació en febrero de 1996 bajo el apodo de "Laucha". En sus jóvenes años se volcó al fútbol y al basket para convertirse en un erudito del periodismo deportivo. Dueño de una pluma intachable y de una madurez envidiable. Su cable a tierra está en Pergamino.